Estimado señor Presidente de la República, Carlos Alvarado Quesada.

Por medio de la presente le envío un cordial saludo.

Señor Presidente, el 6 de agosto de los corrientes, Usted de manera tajante indicó: “investigar al máximo compras de mascarillas a proveedores inexpertos. “QUE NO QUEDE PIEDRA SOBRE PIEDRA”

Por supuesto aplaudo su iniciativa, ¡porque así debe ser en buena lid!, sin embargo, le pongo al tanto que en la Caja Costarricense de Seguro Social se mueven las cosas de acuerdo a los intereses de ciertos miembros de la Junta Directiva y, generalmente, nunca los culpables salen como tal, al contrario, salen más fortalecidos.

Como prueba, le puedo reseñar lo que detallo a continuación:

ACUERDO DE JUNTA DIRECTIVA:

Según Artículo 1º de la Sesión Nº9089, celebrada el 30 de marzo 2020, según oficio:

SDJ-0532-2020

30 marzo de 2020

Señores:

Dr Roberto Cervantes Barrantes Gerente

Gerencia General

Ing Jorge Granados Soto, Gerente a.i.

Gerencia de Infraestructura y Tecnologías.

Ing Luis Fernando Porras Meléndez, Gerente

Gerencia de Logística.

Asunto: Comunicación de lo acordado por Junta Directiva, artículo 1º de la Sesión Nº9089

(…)

POR TANTO:

Considerando la Emergencia Nacional por COVID-19, teniendo la necesidad de tomar acciones institucionales expeditas, eficientes y eficaces……..

“TRANSITORIO SEGUNDO: En el marco de la emergencia nacional por la pandemia de COVID-19, de manera temporal se faculta a las Gerencias de Logística y a la Gerencia de Infraestructura y Tecnologías para que las mismas puedan adjudicar procedimientos de contratación administrativa de bienes y servicios relacionados con la atención de la emergencia nacional y sus posibles efectos, por un monto desde 500 mil dólares ($500.000,00) y hasta por 5 millones de dólares ($ 5.000.000,00) contando con el aval de la Gerencia General. La Junta Directiva adjudicará aquellas compras superiores a 5 millones de dólares ($ 5.000.000,00). La Gerencia General, con apoyo de la Gerencia de Logística, deberán presentar Informes quincenales a la Junta Directiva y a la Auditoría Interna con el detalle de las compras efectuadas que supere el millón de dólares, para lo cual se deberán documentar todas las acciones de control interno, así como la razonabilidad de los precios en los expedientes. La Junta Directiva dispondrá en el momento oportuno el cese de los efectos de este transitorio. Dado el estado de emergencia, este transitorio rige a partir de su adopción por parte de la Junta Directiva. Publíquese en Webmaster y en Diario La Gaceta.”.

ACUERDO EN FIRME

Ing. Carolina Arguedas Vargas

Secretaria a.i. Junta Directiva

Así las cosas, queda demostrado que, a partir del 30 de marzo del año en curso, con el transitorio de la Junta Directiva, la Gerencia General tiene por fuerza que dar el aval a cada compra, sea entonces, previo a que se dicte el acto de adjudicación al proveedor, la Gerencia General por orden de la Junta Directiva, tiene que emitir oficio a cada adjudicación donde autoriza o le da el visto bueno.

Prueba de ello:

GG-1499-2020

27 de mayo de 2020,

Maynor Barrantes Castro, Jefe

AREA DE ADQUISICIONES DE BIENES Y SERVICISOS, U. P.1141

AVAL PAR EL ACTO DE ADJUDICACIÓN

5.000.000 de Uds por monto de $1.900.000.00 a

MR Comunicaciones Políticas, S.A

GERENCIA GENERAL

Dr. Roberto Cervantes Barrantes

GERENTE.

Con esto Señor Presidente de la República, quisiera dejar en evidencia -tal y como lo indiqué anteriormente- que, la Junta Directiva de la Caja en un transitorio del 30 de marzo del presente, el Dr Roberto Cervantes Barrantes Gerente General de la Caja, tiene la responsabilidad de supervisar la gestión de las compras, para así, dar el aval administrativo a cada adjudicación.

Resulta ahora, que la Junta Directiva de la Institución, EXCLUYE, al Dr Roberto Cervantes Barrantes de sus responsabilidades, como presunto responsable de la investigación y lo nombran como JUEZ Y PARTE.

Por situaciones como estas, es que el suscrito juzga de manera severa a la Junta Directiva de la Caja, porque primero extienden un transitorio para compras mayores de 500 mil a 5 millones de dólares donde la Gerencia General TIENE POR FUERZA que dar el aval y, ahora por adjudicaciones incomprensibles e investigadas por orden de la Presidencia de la República, se olvidan adrede y, nombran al responsable de las cuestionadas compras, -existiendo pruebas contundentes de la participación activa de la Gerencia General-, como parte principal de la investigación.

Cuál es en realidad la intensión de la Junta Directiva sí, teniendo pleno conocimiento de que la Gerencia General de la Institución es la figura más importante que faltó a sus responsabilidades, no actúa de inmediato invitándolo a dejar sus funciones como Gerente General, solicitando de forma inmediata un órgano director o un procedimiento administrativo.

Al contrario, dejando en evidencia la alcahuetería y complacencia que los caracteriza, nombran al Dr Cervantes Barrantes en una investigación investigadora -donde el único responsable es él-, para buscar un chivo expiatorio.

Otro asunto muy importante, decide esta Junta Directiva, que la Caja contrate una Auditoría Externa, para investigar las compras de la institución, me pregunto:

  • El señor Román Macaya Hayes, en una de las conferencias de prensa en Casa Presidencial, indicó que la Caja tiene el Dpto. de Auditoría Interna más grande del país. La pregunta es obvia y se contesta sola.

 

  • La Junta Directiva de la Institución no cree en la Auditoría Interna, por ello, quiere contratar una Auditoría Externa.

 

 

  • Por supuesto, la Junta Directiva tiene pleno conocimiento de que a la Caja le sobra el dinero, tan es así que, en esta angustiante situación hay que sacar más recursos de la institución, aunque saben perfectamente el resultado, pero, primero tapar a los responsables, aunque sea quedando en pleno ridículo.

 

  • Creo, en lugar de hacer un gasto cuantioso e injustificado, se podría solicitar a la Contraloría General de la República llevar a cabo dicha investigación, sobre todo que, al ente Contralor por ley le corresponde la fiscalización de los procesos de compra, a tal punto que muchas de esas compras, tienen que contar con el permiso de la Contraloría.

 

Aunque la Caja Costarricense de Seguro Social cuando le conviene dice que es totalmente autónoma, le agradeceré Don Carlos, tome las acciones correspondientes en relación a los tres puestos de Junta Directiva que Usted como Poder Ejecutivo nombró en ella.

No puede ser que sigamos con este grado de irresponsabilidad en nuestra Benemérita Institución.

 

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-0396-0099

Correo electrónico: [email protected]

17 de agosto de 2020

https://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: