Estimado Ministro de Obras Públicas y Transportes, Ing Rodolfo Méndez Mata.

Reciba de mi parte un cordial saludo.

Quisiera comentarle un asunto que me tiene muy preocupado y, a la vez indignado, con el fin de que Usted como máxima autoridad en el ramo, me pueda asesorar o informar sobre lo siguiente:

Resulta, que por donde transitemos en nuestros vehículos los costarricenses, nos topamos un día sí y, otro también, cantidades de concreto en las carreteras, caídos o desparramados por las chompipas (camiones que transportan agregados para la construcción) que cuando se secan, dejan verdaderos huecos inversos.

Así las cosas, en repetidas ocasiones, por esquivar esas masas de concreto, podemos tener un accidente, ya que nos vemos obligados a llevar a cabo maniobras bastante bruscas y, ni se diga, si un motociclista -que generalmente rayan por donde uno menos los espera-, va rebasándonos.

De todos es sabido el pésimo estado de las carreteras a través de los años, mismas que el MOPT hace ingentes esfuerzos por tener de buena forma, sin embargo, eso de nada les vale, ya que los conductores tenemos que lidiar con golpes bruscos contra nuestros neumáticos y aros, cada vez que utilizamos nuestros vehículos.

¿Me pregunto don Rodolfo, si el MOPT es el encargado de buen estado de las carreteras, cuál es la razón o, el por qué, la institución se hace de la vista gorda con esas empresas que, con absoluto empeño, las destruyen, en claro detrimento de todos los conductores del país?

Quedo a la espera de su amable contestación, para actuar de inmediato, por las vías judiciales que me lo permitan.

Atentamente;

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Correo electrónico: [email protected]

3 de febrero de 2019

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/
A %d blogueros les gusta esto: