Estimado señor Presidente Ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social, Lic Román Macaya Hayes.

Aprovecho la oportunidad para enviarle un cordial saludo.

Por medio de la presente, me dirijo a Usted, de manera atenta y respetuosa, con el fin de interponer formal denuncia contra la Señora Hannia Beatriz Araya Abarca, portadora de la cédula de identidad Nº 1-0893-0660 y su representada Kiwi Learning Centre, S.A. (anterior Franz Liszt Schule) por el adeudo que sostienen a la fecha, 134.149.025.59 con nuestra Seguridad Social.

DETALLE:

CED JURID NOMBRE DEUDA CCSS DEUDA FODESAF DEUDA IMAS TOTALES
           
1-00893-0660 Hannia Beatríz Araya Abarca 19.695.474.00 3.088.573.65 0.00 22.784.047.65
3-101-352208 Kiwi Learning Centre, S.A. 63.996.173.00 46.104.044.12 1.264.760.82 111.364.977.94
           
TOTALES   83.691.647.00 49.192.617.77 1.264.760.82 ₵134.149.025.59
           

Dicho centro de estudios se encuentra situado en Santa Ana centro, de la Estación de Gasolina Hermanos Montes, 750 mts al Sur, carretera a Salitral, otra dirección: de la esquina Sureste de la iglesia católica, 950 metros al Sur, carretera a Salitral.

Solicito respetuosamente, se den instrucciones al Departamento de Inspección, para que se lleve a cabo un estudio del personal del centro de estudios, ya que aparentemente un número importante de funcionarios labora bajo la modalidad de servicios profesionales, siendo en realidad, una prestación de servicios de RELACIÓN LABORAL.

Para que exista una relación laboral, necesariamente deben darse tres características fundamentales:

Primera: 

La prestación del servicio es personal, es decir, que las labores deben ser realizadas exclusivamente por la persona contratada.

Segunda:

Dentro de la relación contractual se debe dar el pago de un salario o remuneración, es decir, que la persona recibiría un ingreso por el servicio brindado.

Tercera:

Por último, tenemos la subordinación, que es la característica más importante dentro de la relación laboral. Existe subordinación cuando el colaborador recibe órdenes y directrices del patrono y, se tiene un horario para laborar, inclusive el patrono regula la forma en que se debe laborar y, además, dicho patrono tiene la facultad de sancionar al trabajador en caso de que se amerite.

Para ello la Caja tiene normativa vigente suficiente para hacer cumplir el ordenamiento jurídico, como los son los artículos 20 y 30 de la Ley Constitutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social que indican:

“Artículo 20.- Habrá un cuerpo de inspectores encargado de velar por el cumplimiento de esta ley y sus reglamentos. Para tal propósito, los inspectores tendrán carácter de autoridades, con los deberes y las atribuciones señalados en los artículos 89 y 94 de la Ley Orgánica del Ministerio de Trabajo y Seguridad Social. Para los efectos de esta ley, el Director del Departamento de Inspección de la Caja tendrá la facultad de solicitar por escrito, a la Tributación y a cualquier otra oficina pública, la información contenida en las declaraciones, los informes y los balances y sus anexos sobre salarios, remuneraciones e ingresos, pagados o recibidos por los asegurados, a quienes se les podrá recibir declaración jurada sobre los hechos investigados.

Las actas que levanten los inspectores y los informes que rindan en el ejercicio de sus funciones y atribuciones, deberán ser motivados y tendrán valor de prueba muy calificada. Podrá prescindirse de dichas actas e informes solo cuando exista prueba que revele su inexactitud, falsedad o parcialidad”.

Artículo 30.- Los patronos, al pagar el salario o sueldo a sus trabajadores, les deducirán las cuotas que estos deban satisfacer y entregarán a la Caja el monto de las mismas, en el tiempo y forma que determine la Junta Directiva.

El patrono que no cumpla con la obligación que establece el párrafo anterior, responderá personalmente por el pago de dichas cuotas. Cuando el patrono fuere el Estado o sus instituciones, y el culpable de que no se haga la retención fuere un trabajador al servicio de ellos, la responsabilidad por el incumplimiento será suya y se le sancionará con suspensión del respectivo cargo, durante quince días, sin goce de sueldo.

En caso del traspaso o arrendamiento de una empresa de cualquier índole, el adquiriente o arrendatario responderá solidariamente con el trasmitente o arrendante, por el pago de las cuotas obreras o patronales que estos últimos fueren en deber a la Caja en el momento del traspaso o arrendamiento. Para que la Caja recupere las cuotas que se adeuden, se procederá de acuerdo con lo dispuesto en el penúltimo párrafo del artículo 53 de esta ley.

De esta forma, estamos protegiendo la futura pensión de dichos trabajadores que, aunque están laborando, no se les están reconociendo las cuotas correspondientes para el futuro, en un claro detrimento personal y familiar.

SOLICITO:

Se aplique a la mayor brevedad posible, el artículo 48 de la misma Ley que dice:

Artículo 48.- La Caja podrá ordenar, administrativamente, el cierre del establecimiento, local o centro donde se realiza la actividad cuando:

  1. La persona responsable o su representante se nieguen, injustificada y reiteradamente, a suministrar la información que los inspectores de la Caja Costarricense de Seguro Social le soliciten dentro de sus atribuciones legales. No se aplicará dicha medida si la información requerida se entrega dentro de los cinco días siguientes a la notificación de la resolución en que se ordena el cierre.
  2. Cuando exista mora por más de dos meses en el pago de las cuotas correspondientes, siempre y cuando no medie ningún proceso de arreglo de pago o declaratorio de derechos entre el patrono y la Caja.

 El cierre del establecimiento, local o centro donde se realiza la actividad se hará mediante la colocación de sellos oficiales en puertas, ventanas y otros lugares de acceso al establecimiento. La destrucción de estos sellos acarreará la responsabilidad penal correspondiente.

Así las cosas, se traslade al Ministerio Público, la respectiva denuncia por el presunto delito de APROPIACIÓN Y RETENCIÓN INDEBIDA ya que tanto en su calidad personal y, también, como presidenta de la razón social, han rebajado lo que corresponde a sus trabajadores y, no lo han entregado a la Caja (CCSS) en tiempo y forma, como corresponde.

Esperando una reacción inmediata a la misma, se despide de Usted;

Atentamente;

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Correo electrónico: [email protected]

28 de enero de 2019

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/
A %d blogueros les gusta esto: