Estimado señor Román Macaya Hayas, Presidente Ejecutivo de la Caja Costarricense de Seguro Social.

Reciba un saludo cordial.

Quisiera por este medio, de manera atenta y respetuosa, hacerle algunas acotaciones con relación a su proposición de la nueva modalidad de financiamiento cobrando un nuevo impuesto a los costarricenses, para mejorar los ingresos de la institución.

Tal y como lo indicó Usted literalmente:

“Vamos a tener que encontrar otros mecanismos de financiar sin dejar las cotizaciones”

Entre otras, indica Usted, que no es suficiente para el mantenimiento de equipos médicos y la atención a los costarricenses y extranjeros, ya que los gastos de la Caja Costarricense de Seguro Social se incrementan.

El año anterior, la Junta Directiva de la institución decidió un aumento del 0.5% cada 5 años en las cuotas obreras y, Usted pretende seguir metiendo la mano en los bolsillos de los conciudadanos, “qué fácil ve Usted las cosas”.

Hasta dónde quiere llegar la Caja y sus representantes con estos abusos, ya el pueblo no da más, ya que es de los bolsillos de los costarricense que se paga todo el despilfarro de los diferentes gobiernos, además de todas las injustas convenciones colectivas y, pensiones de lujo.

Don Román, Usted antes de ser embajador de los Estados Unidos de América representando a Costa Rica, tenía un programa, además de un grupo denominado OBSERVATORIO CIUDADANO, donde se criticaba a la Caja por su pésimo servicio, por las filas interminables, por sus citas a largo plazo, por el sin número de muertes en el hospital del Niños y, ahora cambia de bando y ve las cosas color de rosa.

Le voy a recordar que el 4 de mayo del año en curso, según oficio Nº 8963-16-18 se le envió al Subgerente Jurídico de la Caja, un documento que dispuso la Junta Directiva, en el artículo 16º de la sesión Nº 8963, celebrada el 12 de abril del 2018, donde se le solicita criterio en relación con los alcances legales del informa final de mayoría de la COMISIÓN INVESTIGADORA LEGISLATIVA, con el fin de sancionar a diferentes gerencias de la Caja por su pésimo desempeño, pero……simplemente en la CCSS se amparan a las solicitud de los diputados, no son vinculantes y, no hace nada.

“CONCLUSIONES

Ha quedado demostrado que los problemas de mala gestión hospitalaria e imprudente manejo de listas de espera en el Hospital México, específicamente, en el Servicio de Cardiología no son resultado exclusivo de la falta de recursos financieros, sino que existen otras condiciones que influyen, dentro de la cadena de mando (Gerencias-Direcciones-Jefaturas) para que el servicio no se brinde en condiciones de oportunidad y calidad requeridas.

Existe una ausencia de políticas administrativas creativas, oportunas y eficientes que deberían ser diseñadas por las personas que están ocupando las Gerencias de Infraestructura y Tecnología y Médica de la CCSS, así como en la Dirección y las Jefaturas del servicio de cardiología del Hospital México, que se evidencia en la imposibilidad de diseñar instrumentos de gestión y herramientas tecnológicas para manejar las lista de espera, en perjuicio evidente del interés público (salud de los pacientes.

La Gerencia de Infraestructura y Tecnología tienen como cabeza una profesional en arquitectura que no ha rendido buenos frutos, especialmente no ha cumplido el deber de brindar soluciones informáticas a los problemas de gestión y planificación que tiene la CCSS y el tiempo (20 años aproximadamente) es prueba de ello”

Ahora bien don Román, esta es una muestra contundente de que muchos de los altos jerarcas de la Caja son perjudiciales para la institución, pero, la Junta Directiva en lugar de poner gente eficiente en esos puestos, más bien le recargan a una persona que está seriamente denunciada por el Primer Poder de la República, la gerencia de logística. O sea, nos metemos de Guatemala a Guatepeor, como dice el dicho.

Por favor, vamos a seguir con esta mediocridad, cuidando puestos de personas que pertenecen al grupo de ungidos del olimpo, que son intocables, a pesar de sus innumerables cuestionamientos, pero don Román, no es el suscrito el que indica estas anomalías, son los ex diputados de una comisión que investigó seriamente el tema.

Por favor, no le meta el dedo a la llaga, primero haga los cambios pertinentes de muchos de aquellos enemigos de la Caja que laboran con Usted y, después hablamos.

No se crea el salvador de la Caja poniendo impuestos, primero limpie la casa y después conversamos.

Ponga personal eficiente a cobrar los miles de millones que le adeudan los patronos morosos a la Caja y, verá que, en lugar de impuestos, con dineros sanos, Usted podrá salvar a la Institución.

 

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Correo electrónico: [email protected]

8 de agosto de 2018

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: