Estimada señora Fiscal General de la República, Licda Emilia Navas Aparicio.

Después de saludarla cordialmente, procedo a interponer DENUNCIA FORMAL en contra del DR DOUGLAS FRANCISCO DE LA TRINIDAD MONTERO CHACÓN, portador de la cédula de identidad Nº 1-0596-0934 Director Médico del Hospital México, por implantación en 21 pacientes, de los dispositivos de alta energía para prevención de muerte súbita cardiaca, teniendo conocimiento de la advertencia de la FDA (FOOD AND DRUG ADMINISTRATION) de que era un producto en mal estado.

HECHOS:

1-.  A partir del 9 de octubre, hasta el 31 de marzo del 2018, el Dr Douglas Montero Chacón, como Director Médico del Hospital México, fue el supuesto responsable de la adquisición de dispositivos de alta energía, para la prevención de muerte súbita cardiaca en mal estado, para ser implantados a pacientes con Miocardiopatía Hipertrófica. ($12.000 C/U)

Ello, a pesar de que desde octubre del 2016, la (FOOD AND DRUG ADMINISTRATION) FDA, había alertado a nivel mundial, que los dispositivos de ST JUDE, presentaban un grave fallo en sus baterías.

Éstos, fueron adquiridos por el Hospital México, donde el Dr Douglas Montero Chacón, es el Director Médico y, aparente responsable de la adquisición de los mismos, inclusive, en su momento, el Dr Douglas Montero Chacón, había sido advertido y señalado por la Auditoría Interna de la Caja Costarricense de Seguro Social, de que las compras “sustancialmente ilegales” bajo la figura inexistente de “RESOLUCIÓN ADMINISTRATIVA”, fue desacatada por dicho médico (Montero Chacón) haciendo caso omiso a esa prevención.

2-.  Estos 21 dispositivos, fueron adquiridos por el Hospital México por aparte, o sea uno a uno, diz que a la mitad de precio $12.000 ya que su precio real es de $24.000 c/u, para que las demás compañías que ofrecen esos dispositivos no reclamaran, ya que no se procedía con ningún cartel de licitación.

El primer dispositivo fue implantado el 9 de noviembre del 2016 y, a través del tiempo, el dispositivo número 21, se implantó en fecha 31 de marzo del 2018

Ninguno de los 21 implantados, tuvieron conocimiento, de que estos dispositivos eran defectuosos y, que en cualquier momento, podría fallar y provocarles la muerte.

3-.   En estos momentos, la CCSS tendrá que cambiar los 21 dispositivos a los pacientes que se les realizó el procedimiento -esperemos que no haya fallecido ninguno-

PETITORIA:

Se lleve a cabo una investigación exhaustiva, del por qué se procedió con la compra de dispositivos en mal estado, ha sabiendas de que existía una advertencia mundial de la FDA.

Se investigue, si existía una advertencia de un mal procedimiento de compras por parte de la Auditoría Interna de la Caja Costarricense de Seguro Social, por qué el Dr Douglas Montero Chacón, se brincó los mismos y siguió con la adquisición de dichos implantes.

Aparentemente, se juega con la salud de 21 pacientes al implantarles un aparato en mal estado y, nunca se hizo advertencia alguna a los mismos, del posible fallo y, por consiguiente, el fallecimiento de alguno de ellos.

Se proceda con todo el peso de la ley contra el Dr Montero Chacón y los posibles cómplices, en caso de que se les demuestre culpabilidad.

(Tengo en mi poder, bastante documentación, que en caso de que la Fiscalía los necesite como prueba, estaré presto a su presentación)

 

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

20 de abril de 2018

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: