Estimados señores candidatos a la segunda ronda de las elecciones presidenciales, Carlos Alvarado Quesada – Fabricio Alvarado Muñoz o, para no herir susceptibilidades, Fabricio Alvarado Muñoz – Carlos Alvarado Quesada.

Reciban de mi parte un caluroso saludo.

Con el mayor de los respetos, me dirijo a Ustedes, con un propósito muy firme y especial.

No se en realidad, cuál epíteto usar, para externar mi gran preocupación, como ciudadano, como elector y, como costarricense.

Estamos sumidos, en un problema de grandes dimensiones, tanto los conciudadanos como el suscrito.

En estos momentos, todos escuchamos en las calles, leemos en los periódicos -tanto escritos como digitales-, en las redes sociales, en fin, en todos lados, dimes y diretes de unos y otros, sobre Ustedes los Alvarados.

Ahora bien, Ustedes, a su vez azuzan a sus seguidores y simpatizantes, para que esas supuestas diferencias entre uno y otro sean el principal desafío de los electores para una decisión a la hora de emitir su voto el próximo 1 de abril, algo así como, miente, miente, que algo queda.

Así las cosas, lo último y vergonzoso para mí como parte del soberano costarricense, es el arrastre o súplica en que han incurrido Ustedes dos ante los candidatos perdedores de la última contienda electoral y, “otros supuestamente influyentes” de esos partidos políticos, donde, cada uno interpone sus condiciones y, hasta piden retractaciones, como quien dice, “sin mi apoyo, Usted pierde, así que lo toma o le deja”

Acuérdense que las ovejitas del rebaño, no votamos por lo que nos digan los “señorones” de otros partidos, somos seres inteligentes, con intelecto, con criterio propio, que razonamos por sí solos, para que nos tengan que indicar, quién es el mejor para dirigir nuestro destino del país.

Por favor señores candidatos, tengan orgullo, tengan vergüenza, no permitan que limpien el piso con Ustedes; consentir que alguien, llámese como se llame, sea quien sea, quiera pisotear sus orgullos haciendo a un lado sus valores, es lo más humillante y bajo, a lo cual se puede ver expuesto un ser humano.

Trato de manera muy lejana, de ponerme en sus zapatos, pero les aseguro, mis valores nunca van a permitir, que el fin justifique los medios.

Pues bien, el pueblo está harto de este linchamiento entre unos y otros, somos todos costarricense de corazón, nunca permitiremos se nos haga daño como país, porque actuaremos como uno solo, sin temor alguno.

La gran mayoría creemos en un Ser Supremo, unos Católicos, otros Cristianos, otros ateos, pero todos costarricense y hermanos, necesitamos hacer a un lado esta denigrante, triste y sorprendente campaña política y, exigirles como votantes a Ustedes dos, propuestas reales y contundentes, para afrontar el grave problema que nos aqueja en un sin número de temas.

Los retos existentes de la crisis que se avecina, sea cual sea nuestro próximo presidente, nosotros EL PUEBLO, somos los que tenemos que hacer frente con lo que Ustedes junto con la Asamblea Legislativa decidan, pues basta ya de perder el tiempo, CUALES SON SUS PROPUESTAS para los días venideros, eso sí, PROPUESTAS con sentido de responsabilidad, ya que no queremos ni necesitamos en Costa Rica más DEMAGOGIA.

“Cuando alguno pretenda tu gloria manchar, verás a tu pueblo, valiente y viril, la tosca herramienta en arma trocar”.

 

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

16 de febrero de 2018

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: