Estimado señor Roberto Jiménez Gómez, Regulador General de la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos, (Aresep)

Después de enviarle un saludo cordial, procedo a llevar a cabo una solicitud atenta y respetuosa.

El día de hoy, los transportistas modalidad buses, se apersonaron a su despacho para hacerle una solicitud que, a todas luces, atenta contra los intereses de los ciudadanos de este país.

Su petición, “dejar sin efecto los modelos usados por la Aresep para regular las tarifas de las diferentes líneas de autobuses que operan en todo el país”.

Así las cosas, por tratarse de un asunto de interés público, le solicito, no acceder a sus peticiones, en vista de que no cuentan con un respaldo serio y, muchísimo menos, con criterios creíbles y con sustento.

De manera respetuosa le solicito los siguiente:

  1. Requerir a todos y cada uno de ellos (autobuseros), las declaraciones de renta D.101 presentados a Tributación Directa de los últimos cinco años, para que tanto el Ministerio de Hacienda, el Ministerio de Obras Públicas y Transportes y, el Consejo de Transporte Público (CTP) tengan acceso a dicha documentación, con la cual se podrá llevar a cabo un serio y veraz análisis estadístico, que nos dé a conocer al gobierno y todos los ciudadanos, la realidad de la situación.

 

  1. En estos últimos cinco años, el promedio de utilidad neta para el pago de la renta ha sido bajísima o nula, los cual significaría, que aún con las tarifas anteriores “HAN PERDIDO” los pobrecitos autobuseros, nunca reportarán ganancias.

 

  1. Por supuesto que esta escasa utilidad o pérdida, se debe al poco o ningún control sobre sus ingresos brutos, por parte de la Dirección General de Tributación Directa, dado que los autobuseros NO EMITEN FACTURAS, por ello, que durante diez o más años, se han opuesto al cobro electrónico en cada una de sus unidades de transporte remunerado de personas, porque bien saben que permitiría al FISCO conocer con gran precisión del ingreso bruto, por medio del reporte de las emisoras de tarjetas de débito o crédito.

 

  1. Ahora bien, quedaría en total evidencia, que ni con las tarifas anteriores, salían con sus gastos, porque nunca, OIGASE BIEN, nunca han reportado sus ganancias y utilidades reales, además el hecho de que trabajen con dinero efectivo les ayuda a esconder la realidad.

 

 

 

  1. Tan es así, que tengo en mi poder, el ejemplo de una razón social de una señora propietaria de varias líneas de buses que, ha reportado ante el Ministerio de Hacienda, en varios años consecutivos, la pérdida de sus libros contables.

 

  1. La solución más viable de esta situación es, poner a cada uno de los autobuses, barras controladoras del flujo de personas. De esta manera, quedarán en evidencia, porque no podrían manipular ese equipamiento que estaría controlado por la Aresep y CTP junto con las operadoras de tarjetas del mercado

 

Por lo antes expuesto señor regulador, le pido en nombre de toda la ciudadanía, no acceda a las oscuras peticiones de este grupo manipulador.

 

Atentamente;

 

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 83404504

Correo electrónico: [email protected]

26 de octubre de 2017

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: