Soy un ciudadano amante de la libertad, enamorado de mi linda y maravillosa Costa Rica, de su gente y, de su sorprendente flora y fauna.

Quisiera, que todos junto con nuestros descendientes, podamos disfrutarla ahora y siempre, sin embargo, estamos ante una encrucijada terrible, tenebrosa y lúgubre con relación a nuestro futuro.

Existen grupos de personas de diferentes bandos, que comulgan con ideas, -no importa si son buenas o malas-, que con tal de saciar su sed de dinero (mal habido) y poder, se prestan y se venden al mejor postor.

Estamos a las puertas de una nueva carrera política, ya que se avecinan nuevas elecciones para que Costa Rica decida sobre su próximo sucesor en casa presidencial.

¿Qué observamos en el horizonte los costarricenses, que de una manera pacífica y democrática deberíamos ir a las urnas para ejercer nuestro sagrado derecho al voto?

En un grupo político, en otro y, en otro también, se cuecen habas sin distingo alguno, claro está, algunas con exceso de condimentos, otras, carecen de ellos y, algunas pareciera que los tienen, pero no saben a nada, son un bagazo, pura apariencia.

Estamos denotando justamente en estos momentos (el soberano), que aparecen actos impropios, incorrectos e inconvenientes por parte de las cúpulas de poder que, pueda que no sean ilegales, pero SÍ inmorales.

Ante esta cruzada que se está viviendo por parte de las principales agrupaciones políticas, la actitud solapada, maliciosa y encubridora de sus dirigentes, nos deja un gran sabor amargo a los ticos, al ver que primero sus intereses y después todo lo demás.

Deberían estos, demostrarnos que, ante cualquier duda, simplemente esa o esas personas, quedan fuera de la contienda o de sus puestos. Así debería ser, con rectitud, integridad y, como muestras de moralidad.

Me preocupa, ¿será que no pueden hacerlo, porque todos los de las cúpulas están en las mismas condiciones y no existen otras opciones?

Mi obligación de ir a votar será, analizar, considerar, comparar y concientizar, para que el voto esté explícitamente dirigido al grupo político que me haya demostrado su total integridad y honradez.

Nunca será, para aquella bandera teñida de corrupción y mugre que, por sus amañados compromisos con las cúpulas, se hacen los de la vista gorda de estos graves hechos, ya que se augura, serán en un futuro próximo y muy cercano,  cómplices y alcahuetas de la corrupción futura, que sin lugar a dudas, los señalará como coautores de la IMPUNIDAD que se avecina, ya que en campaña demostraron su comprometida debilidad para actuar, por ser parte de un engranaje de descomposición  y fermentación, que llevará al país y sus habitantes, a un abismo oscuro y sombrío.

En resumidas cuentas, los grupos políticos que tomen acciones AHORA con los problemas que tenemos sobre el tapete, serán los que nos enciendan una luz de esperanza, con relación al próximo partido político que nos gobierne, o al contrario, un futuro incierto y gris.

 

Atentamente;

 

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

14 de setiembre de 2017

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: