IMG-20160204-WA0022

 

Estimado señor Fiscal General de la República, Lic Jorge Chavarría Guzmán.

Sirva la presente, para enviarle un saludo cordial.

El motivo de la presente, es llevar a cabo formal denuncia contra la Doctora María Eugenia Villalta Bonilla Gerente Médica, portadora de la cédula de identidad N°3-0298-0317, la Doctora María del Rocío Sáenz Madrigal Presidenta Ejecutiva, portadora de la cédula de identidad N°9-0054-0537, de la Doctora Ileana Balmaceda Arias, portadora de la cédula de identidad N°1-0528-0677 Directora General del Hospital San Juan de Dios y, del Dr José Miguel Villalobos Brenes, portador de la cédula de identidad N°3-0228-0806 Director del Hospital de las Mujeres, Adolfo Carit Eva, todos de la Caja Costarricense de Seguro Social.

HECHOS:

En el mes de Mayo del año 2013, la Junta de Protección Social de San José, procede a donar al CENTRO INTEGRAL DE REHABILITACIÓN del Hospital de las Mujeres Dr Adolfo Carit Eva, un costoso equipo cardiopulmonar y una torre laporoscópica de última tecnología, por un monto de 785.852.000.31

Ahora bien, en el 2013 la Gerente Médica de la CCSS, Dra María Eugenia Villalta Bonilla, conjuntamente con la Presidenta Ejecutiva de la Institución de aquel entonces, Dra Ileana Balmaceda Arias, supuestamente justificaron la necesidad de dicha donación para el nosocomio Carit.

En el país, somos conocemos todos, de las denuncias realizadas por la Dra Sofía Bogantes Ledezma, con relación a las listas de espera de cientos de aseguradas (os) y, aún más serio, el fallecimiento de más de 149 personas en espera de atención oportuna, por falta de equipos, de salas de operaciones y, de insumos para cardiología.

Así las cosas, en los demás hospitales como el México, San Juan de Dios y Calderón Guardia muchos pacientes se debaten entre la vida y la muerte por falta de equipos de Rehabilitación Cardiaca.

Ahora bien, en el Centro Integral de Rehabilitacion del Hospital de la Mujer, existe un costoso equipo subutilizado, del cual tienen total conocimiento las denunciados anteriormente, por lo que existe un aparente y total incumplimiento de funciones, ya que se están perdiendo vidas por supuesta NEGLIGENCIA.

La Junta de Protección Social, a la hora de hacer una donación, tiene que verificar la existencia de áreas adecuadas para el funcionamiento del equipo, además, del personal idóneo y capacitado, para el uso del mismo.

EQUIPO EN DESUSO:

  • Para las pruebas de esfuerzo, se donó el equipo más caro del mercado y tiene TRES AÑOS sin estrenarse. Sirve para diagnosticar enfermos con isquemia (falta de oxigeno en el corazón que produce infartos, siendo ésta la primera causa de muertes en el país).

Es importante indicar, que en el Hospital México, existe solo uno.

  • Computadora para pruebas de esfuerzo:

Equipo está sin estrenarse.

  • 10 caminadoras
  • 3 bicicletas estacionarias
  • 3 cicloergómetros manuales: para pacientes amputados que no pueden hacer ejercicio en las caminadoras.

Sirve para medir consumo de oxígeno miocardico y, para pruebas de función pulmonar (altamente especializadas en neumología)

  • Equipos de Telemetría: para valorar el ritmo del corazón, sobre todo para pacientes que han tenido infartos o intervenidos del corazón

Con estos equipos, se podría rehabilitar (control monitoreado en tiempo real de ritmo cardiaco a 16 pacientes a la vez, por semana 160.

  • 2 Desfibriladores cardiacos portátiles:
  • 1 desfibriladora cardiaco automático: Resucita a un paciente después de un paro cardiaco (indispensable para servicios de emergencias, en unidades coronarias).

Los electrodos par conectar al paciente, por desuso se han vencido más de una vez sin utilizarse.

Como dato importante y, de mucho interés, es que para la utilización de estos costos equipos, es indispensable la supervisión de profesionales en ciencias médicas, pero, con especialidades específicas, ya que cada uno de ellos tiene que tener supervisión médica, de no ser así, los pacientes carecerían de seguridad inmediata, ante un paro cardiaco.

Ahora bien, es importante hacer mención, que estos equipos, cada 3 meses reciben mantenimiento del distribuidor, por un monto aproximado a 2 millones de colones y siguen sin uso.

Además de todo ello, es de suma importancia, tener en cuenta, que estos equipos generalmente tienen una vida útil de 10 años, por lo que ya se perdió una tercera parte, sin utilización alguna.

SOLICITUD:

Se lleve a cabo una investigación inmediata, en primer lugar para que estos equipos puedan salvar vidas de manera oportuna y, se determine la posible culpabilidad de estas cuatro personas, haciendo frente a nuestro ordenamiento jurídico y normativa vigente, aplicándoles todo el peso de la Ley por su aparente negligencia e incumplimiento de funciones.

Para mejor resolver, tengo a su disposición toda la prueba junto con fotografías que demuestran lo dicho, además, solicito se pida a la Defensoría de los Habitantes, el Expediente de investigación sobre este mismo tema.

 

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

16 de Febrero de 2016

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: