190

 

Estimado señor Fiscal General de la República, Lic Jorge Chavarría Guzmán y Fiscal General Adjunto Lic Celso Gamboa Sánchez.

Un saludo cordial para ambos.

Por medio de la presente, hago formal denuncia de supuesto CONFLICTO DE INTERESES, del Doctor Carlos Eduardo Mas Romero, portador de la cédula de identidad N° 1-689-699, Cardiólogo, inscrito en el Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica, con el código médico 4090, mismo que labora en la Caja Costarricense de Seguro Social, propiamente en el Hospital Nacional de Niños, como Cardiólogo Pediatra desde el 01 de febrero de 1992, quien aparentemente trabaja para dicho nosocomio 4 horas diarias o sea medio tiempo.

El galeno Mas Romero, a su vez labora como consultor médico para la empresa SUMEDICAL/Médical Supplies C.R, S.A cédula jurídica 3-101-598240, razón social que representa en el país, los dispositivos de la marca AMPLATZER®, fabricados por la casa ST Jude Medicals.

La descripción de estos dispositivos, son unas sombrillas de nitinol, un metal especial para cerrar huecos congénitos en las paredes internas del corazón, que se llaman tabiques.

La Caja Costarricense de Seguro Social, es suplida mediante compras directas o por CONSIGNACIÓN, por la empresa Sumedical, dependiendo de la demanda de servicios, o de la cantidad de pacientes que requieran de los dispositivos, para CIERRE DE DEFECTOS CONGENITOS, en el Hospital de Niños y, en los hospitales de adultos.

HECHOS:

Como puede notarse, se trata de un aparente conflicto de intereses del citado galeno Mas Romero, ya que él es el médico encargado de colocar dichos dispositivos a los pacientes (los vende a la Caja y él los implanta), en el hospital de niños, sea entonces, es el representante de la casa que vende los dispositivos y, él los coloca a los pacientes, como médico de la Caja Costarricense de Seguro Social.

Ahora bien, existe evidencia, de que el Dr Mas Romero forma parte o participa, en la confección de los carteles de compra de la Institución, ya que figura como asistente del Servicio de Cardiología del Hospital Nacional de Niños.

Inclusive, por varios años, presidió la Comisión de Compras en Cardiología de la Caja Costarricense de Seguro Social, en oficinas centrales.

Como punto importante, es el mencionar, que en el Hospital de Niños, el que selecciona los pacientes para colocarles el dispositivo (-que el vende a la Institución-), es el Doctor Carlos Eduardo Mas Romero.

La Caja en muchos casos, hace un diagnóstico a un paciente con huecos congénitos en paredes internas del corazón, llamadas tabiques y, justamente, es donde entra la intervención del Dr Mas Romero, funcionario de la Caja y, “quitándose la camiseta de trabajador de la Institución, -a pesar de que la intervención quirúrgica se lleva a cabo en hospitales de la CCSS-, de inmediato se pone la camiseta de SUMEDICAL”, -empresa representante en Costa Rica de los dispositivos fabricados por  ST Jude Medical, para la cual, el Doctor Carlos Eduardo Mas Romero, es consultor e implantador de SUMEDICAL (La casa matriz por cada implante realizado paga al galeno $1.000.00)

En síntesis:

  • El Doctor Mas Romero, trabaja por medio tiempo con la empresa Sumedical como consultor e implantador de los dispositivos, también, en ese mismo medio tiempo, en la Clínica Bíblica y Hospital Cima; en el otro medio tiempo, (4 horas), con la CCSS.

 

  • La casa matriz, St Jude Medical, fabricante de los dispositivos, paga a cada médico consultor e implantador por cada aparato instalado a un paciente, supuestamente $1.000.00, sin importar el lugar, hospital de Niños, México, San Juan de Dios, Calderón Guardia, todos estos de la CCSS o, Clínicas Privadas.

 

  • El Dr Mas Romero, como asistente del Servicio de Cardiología del Hospital Nacional de Niños, tiene gran peso para que los dispositivos fabricados por St Jude Medical y distribuidos en Costa Rica por SUMEDICAL (donde él labora), sea escogidos como la mejor oferta.

 

Además,  en el Hospital Nacional de Niños, el que selecciona los pacientes para colocarles el dispositivo, es el mismo Dr Mas Romero.

 

En otro orden de cosas, y como punto sumamente importante, expongo a ésta Fiscalía, que el fabricante St Jude Medical, tiene publicado en su página web, que los dispositivos abiertos y no usados en los pacientes, deben de enviarse a la casa matriz a revisión y, por supuesto, los mismos no serán cobrados, ni al representante (Sumedical casa suplidora), ni a la Institución que los adquirió, que en el caso que nos ocupa, es la CCSS.

Entre la documentación que gustosamente aportaré en su momento a la Fiscalía, existe clara evidencia de que, el Dr Mas Romero en la intervención realizada a la paciente, Zeidy Ramírez Agüero, portadora de la cédula de identidad N° 3-0249-0890 en el Hospital México, tiró al sesto de la basura (en media operación), un dispositivo, que lógicamente fue cobrado a la CCSS. porque el Dr Mas Romero no procedió como lo indica la casa matriz.

Le solicito respetuosamente a la Fiscalía, si es posible, se tomen declaraciones al personal que utiliza o ha utilizado el Dr Mas Redondo en el Hospital San Juan de Dios para hacer estos procedimientos, porque en corrillos se ha comentado que aparentemente dicho galeno en alguna intervención quirúrgica de estas, ha tirado a la basura hasta dos dispositivos, o sea, se cobran tres a la Institución.

Ahora bien, volviendo al caso de la paciente Zeidy Ramírez Agüero, la empresa proveedora SUMEDICAL de este material quirúrgico, presenta la factura N°1329 del 15 de octubre del 2013, por la suma de $6.250.00 al Hospital México y, se detecta lo siguiente:

Cliente   Fecha: 15 Octubre 2013 Factura N°1329
Hospital México      
       
DESCRIPCION CANTIDAD VALOR UNITARIO VALOR TOTAL
       
Sistema completo para Cierre de CIA 01 $6.250.00 $6.250.00
       

 

  • La casa proveedora reporta en la factura N°1329, en la cantidad 01 pero con el precio de 2.
  • El precio unitario es de $3.125.00 pero lo expone doble
  • Se implanta a doña Zeidy Ramírez Agüero 1 dispositivo y, se cobran dos

Esto como es comprensible, genera un problema entre proveedor y el Hospital México.

Con oficio JCHM-113-2014, la Doctora Sofía Bogantes Ledezma, Jefe de Cardiología del Hospital México, dirige nota al Lic Mario Murillo Muñóz, Asistente Administrativo del Hospital México, porque la casa proveedora está interponiendo ante el Hospital México, una denuncia por el no pago.

1.-Que en el procedimiento no se utilizó un sistema de cierre CIA sino que se utilizaron dos.

2.-  Que la compra directa realizada para la adquisición de estos dispositivos es de un sistema de CIA para tratar un paciente y no de dos sistemas uno que funcione y otro que falle.

3.-Que a la paciente se le programó un procedimiento electivo referida desde el 31 de enero del 2011, es decir hace tres años, así que es falso que se trate de un procedimiento de urgencia.

4.-  (…) términos médicos

5.-  (…) términos médicos

6.-  Que me parece irregular el cobro de un dispositivo defectuoso pues existe claramente RE CALL por parte de ST Jude en estos casos y deben ser reportados por el proveedor en primera instancia que es el procedimiento correcto que debe seguirse.

Ante este desacuerdo, se programó una reunión en el Hospital México, donde el Dr Carlos Eduardo Mas Romero tuvo el cinismo  de presentarse como funcionario de la compañía SUMEDICAL, en compañía de la abogada Susan Naranjo López, la gerente general Carolina Restrepo Ruíz  y la apoderada generalísima de la empresa Ana Malespim (todas de Sumedical), para exigir el pago del dispositivo que fue tirado a la basura por el Dr Mas Romero.

A dicha reunión se hicieron presentes por parte del Hospital México, el Jefe del Departamento de Medicina Dr Carlos Chaverri Montero, la Sub Administradora Lic Yaqueline Villalobos Hernández, el asistente administrativo Lic Mario Murillo Muñoz, el Lic Marcelo Jiménez Umaña, Jefe del Área de Gestión de Bienes y Servicios, dos de los cardiólogos Intervencionistas del Servicio de Cardiología, los doctores Luis Abel Gutiérrez Jaikel y Dr Mauricio Obon Dent , la Jefe de Servicio de Cardiología Dra Sofía Bogantes Ledezma, y, el abogado, Lic Alexander Fernández Sánchez.

En dicha reunión, el Abogado del Hospital México, Lic Alexander Fernández Sánchez, dejó manifiesto, que la compañía vendedora del dispositivo, tenía la responsabilidad de PREVISIÓN DE VERIFICACIÓN.

Posteriormente, el 4 de agosto del 2014 con oficio DAFHM-1456-2014, la Directora Administrativa del Hospital México, señora Vilma Campos Gómez decide la cancelación de la Fact 1329, pero, que no pagaría intereses de la misma.

Por lo antes descrito señores Chavarría y Gamboa, de manera respetuosa, solicito se lleve a cabo una investigación para que se aplique la ley en todos sus extremos y, en caso de detectar la culpabilidad del Dr Carlos Eduardo Mas Romero y otros, se proceda a la mayor brevedad posible.

Queda a la espera de que se me cite para la entrega de la documentación y, nombres de testigos del caso que nos ocupa.

 

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected] (Debidamente aceptado por el Poder Judicial)

15 de Julio de 2014

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: