POMA

 

Estimado señor Claudio Poma Murialdo.

Tenga Usted buenos días.

Me llamó mi buen amigo y abogado, el Licenciado Rodolfo Montero Pacheco, para indicarme que Usted le envió un sobre cerrado, relacionado a mi persona.

De manera gentil, me citó el día de hoy a las 10:00 am, para así abrir conjuntamente dicho paquete y, saber sobre su contenido.

En cuanto a la revisión respectiva pudimos encontrar lo siguiente:

“Mi padre fue  fundador de las empresas CORPORACIÓN CAFETALERA LA MESETA S.A. y CAFETALERA INDUSTRIAL LA MESETA S.A.,  no obstante en el año 1989 dichas compañías fueron vendidas”  indica Usted.

Quedamos claros en cuanto a que en fecha 1989, sus familiares dejaron de pertenecer a dichas compañías, lo que no entendemos, es que después de esta negociación, el primer cambio ante el Registro Nacional surgido de la venta de Corporación Cafetalera La Meseta, se da hasta el 26 de noviembre del año 2008, (según documento aportado por Usted), sea entonces, 19 años después de la transacción, se nombra nueva Junta Directiva.

Me indica el Licenciado Rodolfo Montero Pacheco, le pregunte, ¿durante 1989 hasta 2008 quienes quedaron conformando la Junta Directiva y, quienes fueron los socios de la misma?

Esto sería importante saberlo, para así sentar responsabilidades, sobre el monto pendiente de pago a nuestra Seguridad Social, que al día de hoy, ronda los 503 millones de colones.

El día de ayer don Claudio, procedí a contestar su nota enviada por correo electrónico y, en ella de manera honesta y respetuosa le hice una instancia, ya que al buen pagador no le duelen prendas, que espero me conteste:

“Ahora bien don Claudio, le agradeceré como caballeros y personas decentes, hagamos un pacto, si antes del año 1989 existió algún monto pendiente, por parte de alguna de estas dos razones sociales indicadas, ¿Usted se compromete a cancelarlo de inmediato y en su totalidad sin alegar prescripción?”

 

También le solicité si lo tiene a bien:

“Es más, si quiere aligerar que la Caja otorgue de manera más rápida esta consulta, la pueden hacer directamente alguno de sus dos hermanos o su señor Padre, ya que formaron parte de esas sociedades y, así quedará totalmente clara la situación”.

 

Así las cosas, dejando estas dudas totalmente despejadas don Claudio y, exponiendo el documento certificado de la Caja Costarricense de Seguro Social, donde según su decir, sus familiares no tienen deuda alguna con nuestra Seguridad Social, procederé, de acuerdo al pacto de caballeros, a ACLARAR el asunto ante la opinión pública y las redes sociales, sin embargo no puedo proceder, hasta que me llegue su generosa y honesta contestación.

 

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

17 de Octubre de 2014

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: