Daniel-Muñoz-Correa

 

 

CCSS: HACIA EL ESPLENDOR DE LA VERDAD

Qué paso, cómo, cuándo y dónde.

Daniel Muñoz Corea, Denunciante.

[email protected]

El su editorial “Un gran reto para la Caja”del pasado 8 de agosto, La Naciónrealizó, entre otras, dos afirmaciones: i) La crisis financiera que se incubó en la CCSS“ha sido, esencialmente, conjurada”, y ii) Es “un logro que debe reconocerse a la expresidenta Laura Chinchilla y a la entonces jerarca de la Caja, Ileana Balmaceda.”

Con respeto, discrepo. Por evidencia en sentido contrarioambas ciudadanas yacen denunciadas ante el Ministerio Públicoy otros entes fiscalizadores. Por tanto, el reto es determinar –en forma precisa y circunstanciada–la verdad sobre la crisis. Sólo así se podrá fijar el punto de partida, fortalecer la fidelidad a los principios de la Seguridad Social y avanzar por la senda correcta.

En esa línea, resumo el cuadro fáctico que posibilitaría a las autoridades establecer la verdad y sancionar a los presuntos responsables:

Qué pasó:La Junta Directiva 2006-2014 elevó estructuralmente el gasto al aprobar salarios por encima de la inflación, incrementar el tope de cesantía a 20 años a 40 mil funcionariosy crear10 milnuevasplazas; ello con ingresos a la baja producto de unarecesión económica.Ante la crisis de liquidez que sobrevino, el Gobierno pactó pagar ¢238,4 mil millones en bonos y no en efectivo como dispone la Ley; mismos que se trató de vender en la Bolsa de Valorespero la mayoría no habría sido apetecida por inversionistas. Además, la Dirección de Inversiones habría obstaculizado el proceso.

 

 

Esto acrecentó la iliquidez al punto que se habría incurrido en otras  presuntas anomalías: a) Tomar recursos del “Salario Escolar” para pagar a proveedores; ahorro de los trabajadores que habría sido repuesto mediante elcrédito de ¢35 mil millones que costó¢612 millones en intereses, b) Obligar al Régimen de IVM a comprar al Seguro de Salud buena parte de los citados bonos para dar liquidez al segundo, a precios de referencia PIPCA, cuando pudo ser a precios menores y obtener mayor rendimiento, c) No pagar a IVM ¢4.8 mil millones más intereses legales por concepto de actualización de alquiler de los edificios de oficinas centrales.

Así, el “equilibrio financiero” del Seguro de Salud y la nueva infraestructura,se habrían logrado fundamentalmente a consta del presunto menoscabo al rendimiento del fondo de IVM que pertenece a los trabajadores, y no por las mejoras enla gestión, recaudación o contención del gasto.

El mediano plazo luceangustioso: Del acta de Junta Directiva del 03/Mayo/12 se deduce que al 2018 el pago de prestaciones legales –afectado por el fraudulento incremento del tope de cesantía y una fase especial de altas jubilaciones– es insostenible financieramente para el Seguro de Salud. Por su parte, el menoscabo a IVM unido a la presumible desidia en su administración, propiciaría un aumento de cotizaciones y  edades de retiro.

Cómo:Jerarcas administrativos habrían ocultado a la Junta Directiva  estudios técnicos que alertaban sobre la insostenibilidad financiera del Seguro de Salud y maquillado proyecciones financieras, tal como muestrael siguiente gráfico según el cual a partir de 2014 se experimentará anualmente superávits crecientes exponencialmente hasta el 2025:

 

También, presuntamente,  con complicidad de la Junta Directiva 2010-2014, habrían incurrido en otrasirregularidades, todas conocidas por el Consejo de Gobierno de ese período, i.e: a) Subsidios ilegales con conocimiento de causa de IVM a Salud, b)Destrucción de pruebas, c) Falsedad ideológica, d) Ejercicio ilegal de profesión, e) Incremento del perfil de riesgo de IVM, f) Peculado, g) Difamación, h) Falso testimonio  bajo fe de juramento, i) Encubrimiento a presuntos responsables y acoso a denunciantes, j) Pérdidas en créditos de IVM por ¢15 mil millones.

Cuándo:29/Mayo/08 a 07/Mayo/14. Dónde:Juntas Directivas 2006-2014, Presidencia Ejecutiva, Dirección Actuarial, Gerencias Financiera, Administrativa, Pensiones y unidades adscritas, Comité de Inversiones IVM y Consejo de Gobierno 2010-2014.

A la fecha informes de la Auditoría de CCSS confirman mis denuncias. Además, el Ministerio Público y la Contraloría General de la República han preconfigurado delitos, entre ellos el daño al patrimonio de la Hacienda Pública penado con prisión. Así, aunque a paso lento, la verdad se devela y brillará con todo su esplendor en beneficio de la población asegurada.

A %d blogueros les gusta esto: