DRMONTERO

 

Estimado Doctor Douglas Montero Chacón, Director del Hospital México.

Procedo a contestar su nota fechada 10 de los corrientes.

Efectivamente Dr Montero Chacón, Usted me invitó a una reunión en su oficina, lo cual le agradezco, sin embargo, estoy recibiendo mucha información con relación a su desempeño en el Hospital México, por ello, estoy recabando y ordenando la misma, para llevar a cabo las preguntas correspondientes.

No le conozco personalmente, pero sí he escuchado mucho sobre Usted y, ante los supuestos cuestionamientos que se le atribuyen, me ha quedado claro el por qué de sus actuaciones dictatoriales y prepotentes, sin embargo, tengo que escuchar en su momento su exposición al respecto.

Considero positivo, el hecho de que Usted me deja la puerta abierta para asistir a reuniones junto con funcionarios y galenos que adversan, su desempeño en el Hospital México.

Eso sí, tal y como se lo hice saber en nota anterior de la semana pasada, entre las condiciones está el no tomar represalias contra ellos, ya que esa ha sido la medicina aplicada por su persona ante sus subalternos.

Tengo para Usted algunas preguntas que le agradeceré contestarme de manera concisa y precisa sin salirse de la tangente.

  1. Conoce Usted al Dr Eliander Cubillo Durán.

 

  1. En el año 2004, dicho galeno llevó a cabo su práctica profesional (internado) en la Clínica Clorito Picado, en la cual Usted era el Director.

 

  1. ¿Se acuerda Usted, cuando cito a tres doctores a su oficina para que llevara a cabo un trabajo de acuerdo a sus órdenes?

 

  1. El trabajo consistía en revisar una parte de las historias clínicas de cada grupo de pacientes, pediatría, diabetes mellitus, hipertensión arterial etc.

 

  1. Todo ello, porque en día próximos personeros de la Caja iban a realizar una valoración para analizar el COMPROMISO DE GESTION de la Clínica Clorito Picado.

 

  1. El trabajo encomendado a estos médicos (internos), consistía en revisar una parte de las historias clínicas de los pacientes para determinar si se cumplían los protocolos de atención de los diferentes grupos, mencionados anteriormente.

 

  1. Les expresó Usted, que de esa valoración dependía el presupuesto anual para la Clínica, ya que dependiendo de ella podían disminuir, mantenerse o, aumentar los montos.

 

  1. Con el fin de estar seguros de que estos criterios se cumplían, era necesario que estos tres médicos revisaran las historias clínicas Y CORREGIR con bolígrafo, O APUNTAR, que al menos esas pruebas se habían solicitado, como Ejo: si a un paciente diabético había que realizarle un ECG, analítica de sangre y, una valoración de ojo al año, el trabajo de los tres médicos era verificar que esas tres pruebas fueron solicitadas a cada paciente diabético y, en caso que no fuera así, CORREGIRLO CON BOLÍGRAFO en el expediente.

 

  1. Después de este trabajo, por un reportaje periodístico los tres doctores se enteraron que la Clínica Clorito Picado, alcanzó la mejor calificación en el Compromiso de Gestión realizada, con un 80% y, el segundo lugar fue del 65 al 70%

 

Sorpresa aún mayor para los tres médicos, fue conocer al tiempo la designación suya (Douglas Montero Chacón), como Director del Hospital México.

Doctor, de esto no entiendo mayor cosa por lo que le agradeceré comprenda mi ignorancia, sin embargo, a mi poco entender, esos es una supuesta violación a los expedientes, ya que se están alterando los documentos para satisfacer simplemente su ego y posible posición dentro de la Caja Costarricense de Seguro Social, ya que a todas luces, eso favoreció su escogencia para la Dirección del Hospital México.

Le agradeceré comentarme al respecto, pero de una manera sencilla y fácil de entender, ya que no quiero se enrede el asunto.

 

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

12 de Agosto de 2014

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

 

Douglas Montero Chacón

10 de ago. (hace 2 días)

para 
Don Roberto Mora
Estimado señor:
        Con aprecio y con deseo de informarle adecuadamente, con la verdad, sin ocultamientos o falta de transparencia le invite a una cordial reunión.   En cambio he recibido de usted un descortés deseo de “cortarme la cabeza”, y me hace calificaciones injustas.
 
        Veo que usted tiene una impresión equivocada, pero fija sobre mi persona.  Usted no me conoce, no sabe el esfuerzo personal y familiar que hago por el Hospital, la gente, los pacientes. (dentro y fuera del Hospital).     Yo estoy tranquilo con Dios, mi verdadero juez, y deseaba que usted me conociera, pero no con condiciones.
 
        Yo le dejo la puerta abierta, puede venir con funcionarios, que por supuesto también me gustaría aclararles las dudas y por supuesto sin sanciones por cuestionar.  Yo no soy así.   Pero tampoco voy a hacer un show televisivo o periodismo, eso es otra cosa.
 
        Sinceramente me gustaría explicarle a usted y cualquier persona que con buena  voluntad desea conocer sobre la situación, pero por favor no venga primero con el dedo señalizador y amenazando con cortar cabezas.
 
        Si tiene algo en concreto contra mí, por favor preséntelo a la Auditoria o al Ministerio Público, ellos clarificaran la verdad.
        Respetuosa y cordialmente le dejo la puerta abierta, esperando tener una cálida conversación.
A %d blogueros les gusta esto: