Amparo Pacheco Oreamuno

 

 

 

 

 

Estimada señora, Amparo Pacheco Oreamuno, Directora Desarrollo Social y Asignaciones Familiares (DESAF) del Ministerio de Trabajo.

He de hacer una corta reseña, para que los lectores se empapen del porqué de esta nota.

Usted doña Amparo, viene desempeñando su labor como Directora de Desaf, (FODESAF-DESAF), desde la administración Chinchilla Miranda y, aún sigue desempeñando el mismo puesto en la nueva Administración Solís Rivera.

En el Ministerio de Trabajo, efectivamente, se distribuyó una nota con relación a su desempeño en dicha Dirección.

Consideré pertinente, enviar la misma al Presidente de la República don Luis Guillermo Solís Rivera y varios de sus ministros para su análisis ya que como dicen; cuando el río suena, piedras trae, sobre todo si viene de la administración pasada.

Tengo como ciudadano, todo el derecho de hacerlo, sobre todo, que se trata de un tema de INTERES PÚBLICO.

Me indica Usted textualmente:

“Por este medio me permito solicitarle haga circular la nota anexa, a las personas copiadas en su correo sobre mi gestión, en la Dirección General de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares”.

He de decirle, que con todo gusto doña Amparo, Usted tiene el derecho y como una Dama que me lo solicita, de manera cortés procedo  a hacerlo.

Adjunto la nota ya que por ser un poco extensa, prefiero anexar su mismo archivo” pero aprovecho la misma para contestar lo que el señor Jorge Herrera le contesta:

“Buen día.

He recibido por medio de Don Roberto la nota aclaratoria que se dirige al Viceministro de Trabajo. En tales condiciones me considero autorizado para expresar también mis opiniones.

En primera instancia se observa que la mayoría de las acciones que se citan en la carta son correctivos a las deficiencias anotadas por la Contraloría. De tal manera, no se insinúan iniciativas propias que DESAF hubiera desarrollado con anterioridad para lograr mejoras en la gestión.

Por otra parte, las explicaciones dejan por fuera problemas de gran impacto en las finanzas de FODESAF:

A pesar de que en 2009 se le dio a DESAF personería jurídica para realizar el cobro judicial, a la fecha del estudio de Contraloría no se había formalizado ningún cobro. Las dos últimas gestiones fueron realizadas en el 2008.

La ausencia de estas gestiones tiene un gravísimo impacto puesto que aumentó la cantidad de deudas prescritas.

Más grave aún es que no se conoce la cuantía de las sumas prescritas y resulta muy significativa la frase de un funcionario de DESAF en la Asamblea Legislativa de que eso “solo Dios lo sabe”. Las omisiones tienen entonces un precio y es una factura que finalmente pagan los beneficiarios de los programas sociales.

Otro tema sobre la gestión en DESAF que debe ser conocido y discutido es el de las disposiciones de Contraloría del año 2006 para que se formalizara un convenio con CCSS para que esta asumiera todas las gestiones de cobro judicial. Recuérdese que la ley del 2009 dice claramente que la personería jurídica para DESAF es provisional mientras se establece el acuerdo con CCSS. Han transcurrido ocho años y el famoso convenio no existe.

MEMORIA ANUAL 2012

Al leer la memoria anual 2012, llaman la atención algunas informaciones que no corresponden a la realidad:

Ese documento indica que DESAF giró más de ¢400 mil millones a las unidades ejecutoras.

Eso no es exacto, la realidad es que más de de ¢156 mil millones fueron girados al Gobierno Central,no a unidades ejecutoras.

Esta práctica de volver fondos al presupuesto nacional se ha establecido desde el  2010 y tiene la intención de que el Poder Ejecutivo pueda meter mano a los recursos de FODESAF, obviando disposiciones de la ley de FODESAF que regulan y controlan el uso de los fondos.

Vale la pena mencionar que, gracias a estas facilidades, en 2012 el gobierno intentó, vía presupuesto extraordinario, trasladar a algunas municipalidades ¢10 mil millones del presupuesto de becas Avancemos. El ministro de bienestar social promovió la iniciativa y finalmente la moción fue rechazada en la Comisión de Hacendarios.

Si DESAF hubiera girado directamente al IMAS lo correspondiente a ese programa, Hacienda no habría podido ni siquiera presentar esa iniciativa.

Además, si el IMAS no iba a ejecutar la totalidad del presupuesto, el excedente –por ley- debía retornar a FODESAF. Al final, hubo un sobrante y, sin acatar la ley se le permitió al IMAS no reintegrarlo al fondo y presupuestarlo para el 2013.

También es un buen ejemplo el caso de FONABE cuyos fondos DESAF los transfiere al Ministerio de Educación para que este los incorpore en su presupuesto. Se viola la ley de FODESAF que explícitamente dispone que esos recursos “se girarán DIRECTAMENTE a FONABE”.

Quedan entonces dudas sobre cuáles son las responsabilidades de DESAF, si acatar las disposiciones legales o plegarse a las directrices del Poder Ejecutivo.

Hay asuntos que no caben en una nota explicativa al superior.

Estos y muchos otros temas relacionados deben ser discutidos extensa y públicamente para que, al margen de excusas y evasiones de responsabilidades, los contribuyentes sepamos lo que se hace y se ha hecho con los impuestos y tributos que aportamos”.

De igual forma, procedo a adjuntar documento de la Contraloría General de la República, donde se cuestiona la gestión realizada por su Dirección durante el período 2010-2012.

Doña Amparo, quién nada debe, nada teme, por ello, considero pertinente aprovechar, para solicitarle –como funcionaria pública-, conteste punto por punto los descargos de las preguntas que el señor Herrera le hace en su nota y, por supuesto, quedará libre de pecado.

No quisiera se repita la mala experiencia vivida con Usted en cuanto a la contestación solicitada en el gobierno anterior dónde la misma Sra Laura Chinchilla Miranda le ordena contestarme y nunca lo hizo, tuve que acudir a la Sala Cuarta para que lo hiciera.

Por TODO lo antes descrito, nuevamente le solicito de la manera más atenta y respetuosa, conteste cada uno de los puntos expuestos por el señor Jorge Herrera en la misiva que apunto -pero sin evasivas y puntualmente- y, con ello definitivamente quedará Usted satisfecha al igual que nosotros como ciudadanos de este hermoso país.

Por supuesto el Consejo de Gobierno, el Gabinete en general y don Luis Guillermo Solís Rivera como Presidente de la República, podrán tener elementos suficientes y contundentes, para saber si Usted se merece permanecer en dicho puesto, pero, porque Usted se lo ganó, no por otras circunstancias.

(Se adjuntan todos los documentos en mención)

 

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

16 de Junio de 2014

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: