ccss

 

 

 

 

 

Estimada Doctora María del Rocío Sáenz Madrigal, Presidenta Ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social.

Sirva la presente para enviarle un cordial saludo.

Le expongo de la manera más atenta y respetuosa, un sin número de anomalías que se están ejerciendo en las diferentes Direcciones Regionales de Sucursales de la Caja Costarricense de Seguro Social.

En la mayoría de ellas, tenemos en sus mandos, a personas que no han llegado a ellas por méritos propios y, mucho menos por su capacidad.

Han llegado por compadrazgos con las altas jerarquías de la Institución, llámese cercanos a los jerarcas o gerencias de los ungidos que se encuentran hasta el día de hoy –según ellos-, en el OLIMPO.

Caso específico, -por nombrar uno de ellos-, el de Alfredo Vindas Evans cédula de identidad N° 1-0627-0832, Director de la Dirección Regional Central de Sucursales, esposo de María del Pilar San Silvestre San Martín, misma que fue la Asistente personal de José Alberto Acuña Ulate, cuando éste ejercía la Gerencia Financiera, posteriormente Asistente Personal de Manuel Ugarte Brenes, Ex Gerente Financiero y, Asistente Personal del actual Gerente Financiero Gustavo Picado Chacón.

Éste intocable señor Vindas Evans, fue nombrado desde aquel entonces, en un clarísimo TRAFICO DE INFLUENCIAS, por el señor José Alberto Acuña Ulate ya que su Asistente personal lo era María del Pilar San Silvestre.

Los directores de las Direcciones Regionales, son los que dictan las funciones a las diferentes Sucursales de la Caja en todo el país, sin embargo, existe tal incompetencia y complacencia a sus jefaturas inmediatas que, no toman acciones propias para evitar que nuestra Institución, obtenga mayores beneficios económicos.

Ejemplos:

  • Las Sucursales, -que están bajo sus mandos-, siempre han estado con grandes problemas de personal de Inspección para que se lleven a cabo las visitas a patronos morosos con miles de millones de colones, además, visitar a los patronos que infringen la Ley al no empadronar a sus trabajadores ante la Caja.
  • La Gerencia Financiera en su momento dirigida por Manuel Francisco Ugarte Brenes, inventó para satisfacer la ilusión del Ex Presidente Oscar Arias Sánchez y por supuesto,  a su testaferro Eduardo Doryan Garrón, un tal PRECIN (Programa Estratégico Gestión de Inspección) para que sirviera a los intereses de los Directores de las Regiones de Sucursales. (parte de las 11 mil plazas de la Administración Arias Sánchez) 
  • De igual forma, el PEG (Programa Estratégico de Cobros), que también están asignados a dichas Direcciones Regionales.
  • Cada Sucursal tiene aproximadamente 17 inspectores del Precin y 13 del PEG.
  • Tanto el personal del PRECIN, como del PEG, tienen códigos de plazas asignadas a las Direcciones Regionales de todo el país, cosa que sus Directores, no han tenido la capacidad de notar que la labor en las Direcciones nunca será igual a las de la Sucursales, dónde realmente la Caja podría recuperar miles de millones de colones y, poder detectar a los patronos que muy hábilmente se brincar la normativa vigente de la CCSS.
  • Así las cosas, todos cumplen los requisitos de (puestos de profesional 1), con salarios cercanos a los 2 millones de colones cada uno.
  • Ahora bien doña María del Rocío, la cosa se empeora al comentarle que, cuando éstos (profesionales 1) van a las diferentes zonas dónde se encuentran la Sucursales de la Caja para notificar a los patronos morosos, se les paga hasta 100 mil colones por semana de viáticos y hospedaje.   Sea entonces, que no sirven para el fin que fueron contratados con sueldos de lujo, sino que además hay que sacar de las aniquiladas arcas  de la Institución, dinero para los viáticos.

Señora Presidenta Ejecutiva, considero razón suficiente que por lo expuesto, se pida a cada uno de los Directores Regionales de Sucursales que pongan a disposición de la Junta Directiva sus amañados puestos ya que a pesar de estar al tanto de todas estas incongruencias, nada han hecho para cambiar su fracasado proceder.

Son supuestos cómplices de la debacle en que se encuentra nuestra abnegada y Benemérita Institución.

Un País sin Salud, es un País sin Democracia.

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

11 de Junio de 2014

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: