José Alberto Acuña Ulate

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estimada Doctora María del Rocío Sáenz Madrigal, Presidenta Ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social.

No sin antes enviarle un cordial saludo, aprovecho para hacer la siguiente denuncia:

En la Dirección del Área Administrativa de la Dirección Financiera Administrativa de la Gerencia de Pensiones, en la cual se encuentra como jerarca José Alberto Acuña Ulate, justamente, el supuesto actor intelectual de los ungidos del Olympo de la Caja Costarricense de Seguro Social y, aquel que como Gerente de la Caja le cedió una casa propiedad de la Institución a su amante y secretaria de apellido Oriarte Villegas, con la cual procreó una hija, se presta para que sus subalternos infrinjan la normativa de la Institución.

http://anteriores.diarioextra.com/2011/julio/21/nacionales10.php

Tengo en mi poder, una denuncia de varios funcionarios de la Caja que indica, que en el Área Administrativa trabaja Carolina del Valle quien es asesora de la Licenciada Rebeca Watson Porta, Jefe de Área.

De manera totalmente irregular, la Señora del Valle, llevó a su hermano a laborar en dicha dependencia, disque a que lleve a cabo un trabajo comunal universitario.

La Jefatura de Área, Rebeca Watson Porta, instruyó a la encargada  de trámites de Recursos Humanos para que hiciera un expediente al hermano de la Carolina del Valle, con el fin de hacerle las pruebas del EIS, (requisito para laborar en la Caja), para así llevar a cabo un concurso fantasma y, por medio de tráfico de influencias el joven del Valle pase a ser trabajador de la Institución, sea nombramiento a dedo.

El joven del Valle y futuro trabajador de la Caja, se encuentra ubicado en el segundo piso del Área Administrativa en la oficina de Contratación Administrativa.

Indica la denuncia, que la joven Carolina del Valle, aplica constantemente presiones para que le tengan miedo, sencillamente una DÉSPOTA, ya que dice que con el poder que tiene por su puesto de asesora de Rebeca Watson, hace y deshace a su antojo, inclusive, atemoriza constantemente al personal sometiéndolos a constantes investigaciones. En resumidas cuentas, se labora bajo un régimen de terror.

Peor aún, bajo el consentimiento de la señora Rebeca Watson Porta y el “señor” José Alberto Acuña Ulate.

Doña María del Rocío, de la manera más atenta y respetuosa, le solicito tomar cartas en el asunto a la mayor brevedad posible para que éste IMPERIO formado por estos tiranos sea cosa del pasado.

Marquemos la diferencia, pero de manera contundente.

 

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

30 de Mayo de 2014

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: