Señor Rafael Ángel Calderón Fournier, Ex Presidente de la República.

Siempre comienzo mis notas con un afectuoso saludo a la persona que me dirijo, sin embargo, le cuento que con Usted específicamente no me nace hacerlo.

El día de ayer a las 9:08 pm recibí una llamada de un allegado suyo para comentarme algunas cosas que Usted le indicó, además, de pedirle me hiciera la llamada.

Así las cosas señor Calderón, para llevar un orden más o menos parecido al que se me indicó le comento:

1.   Considero que el suscrito ha hecho denuncias en las que se encuentra Usted aludido, no por hacer daño alguno a su persona, simplemente, lo he hecho como ciudadano teniendo total libertad de expresión y que como habitante tengo todo el derecho de expresar lo que no me parece y me afecta.

 

Usted no me merece la más mínima consideración –a pesar del respeto que como Ex Presidente tengo que ofrecerle-, las cosas indebidas que ha hecho Usted con su grupito, de todos ya conocidos, contra nuestra queridísima y Benemérita Institución la Caja Costarricense de Seguro Social, no tiene nombre, es inaudito.   Es totalmente inadmisible e imperdonable que Usted no haya honrado la ilustre memoria de su señor Padre, porque al Doctor Calderón Guardia si se le puede decir “SEÑOR” y con mayúscula.

 

2.   No pertenezco a ningún grupo político gracias a Dios, ya que con ello tengo total libertad de expresión.  Creo y comulgo con la política ya que es necesaria para todos los países del mundo, lo que no comparto, es la malintencionada forma de proceder de ciertos grupos de políticos que en total indefensión de los ciudadanos, se dedican a delinquir y con gran corruptela quieren llevar a sus arcas a como dé lugar los miles de millones de colones que le pertenecen al pueblo sobre todo a los más desposeídos.

 

 

3.   Esta condición apolítica, me ha llevado a conversar de los problemas de la Seguridad Social de nuestro país con innumerables políticos que se han interesado en el tema, nunca he tenido obstáculo alguno para reunirme con personas con grandes valores, a pesar de sus diferentes ideologías políticas y religiosas.   Por ello, aún no entiendo el por qué Usted se sirve de terceros para enviarme recados y amenazas.

Don Rafael Ángel dichosamente fui bien educado por mis padres y, a pesar de tener diferencias con alguien, debo y tengo que escuchar para tratar de sacar una conclusión seria, sana acorde al tema, en resumidas cuentas, le debo respeto a los demás, entonces,  ¿por qué razón Usted no tiene la hidalguía de llamarme por teléfono y concertar una cita para una posible reunión y si es del caso, después de la exposición de cada uno, se saca una conclusión satisfactoria para las partes?

 

4.   En cuanto a la deuda que tiene el Partido Unidad Social Cristiana a la fecha de 131.331.484.00 me extraña que Usted un día tenga una posición y otro día otra.

El 24 de agosto del año 2008, solicité al Pusc cancelar lo adeudado a la Caja Costarricense de Seguro Social que en ese momento andaba en el orden de 96 millones de colones por concepto de cuotas obrero patronales.

El 1° de setiembre del 2008 Usted me envía personalmente una nota que entre otras cosas decía:

“Pero pese a todo esto le aseguro que personalmente me ocuparé que con contribuciones que recibiremos el año entrante en la campaña se pague hasta el último cinco a la Caja, como ha sido mi costumbre cuando he liderado el partido”

¿Será entonces, que dicha contestación fue una vez más haciendo política y realmente no estaba convencido de lo que exponía?

Le pongo al tanto de que en Resolución N° 4114-E8-2009 del Tribunal Supremo de Elecciones del 3 de setiembre del 2009 de mi denuncia dice:

(…)

8) A efecto de concretar la antedicha conciliación este Tribunal dispone las siguientes medidas: a) solicitar a la Caja Costarricense de Seguro Social, de previo a la resolución que determinará el monto máximo de aporte estatal a los partidos políticos con derecho a ello, según los resultados de las elecciones del 7 de febrero de 2010, una certificación que indique cuales agrupaciones políticas se encuentran morosas por concepto de cargas sociales; b) en caso de que existan partidos políticos con derecho a financiamiento estatal morosos con la Caja Costarricense de Seguro Social se dispondrá, cautelarmente, en la resolución que determine el monto máximo de aporte estatal a los partidos políticos de acuerdo a las elecciones del 7 de febrero de 2010, que corresponde a las liquidaciones de gastos del período 2006-2010, retener el giro correspondiente a la suma certificada que, por adeudos, haya indicado la citada institución, hasta el momento en que la Caja Costarricense de Seguro Social suministre a este Tribunal certificación que demuestre que las agrupaciones políticas se encuentran al día con sus pagos, que llegaron a un arreglo de pago por concepto de cuotas obrero patronales o, en su caso, hasta que dichos montos sean liberados o requeridos por juez competente en estrados judiciales; c) la medida cautelar que habrá de dictarse en la resolución que determine el monto máximo de aporte estatal a los partidos políticos con derecho a ello será comunicada, inmediatamente, a la Tesorería Nacional y al Ministerio de Hacienda para efectos de lo que establece el artículo 107 del nuevo Código Electoral. 9) Con relación a la contribución estatal correspondiente a períodos subsiguientes, se procederá de idéntica manera (…)

Su partido, de toda una vida debe cancelar ese adeudo a la CCSS y el TSE, después de una certificación de patrono al día con la Caja les devuelve lo retenido, ¿no es así más fácil?

 

5.   Si hay algo que no soporto, ¡le confieso, es una de mis debilidades!, es que traten de amenazarme o amedrentarme.  ¡Ahí saco las casta!, al igual que la mayoría de las personas.  Si Usted ha pensado en demandarme ante los Tribunales de Justicia, adelante, pero no se ponga a intimidar para ver que reacciones tengo; lo insto a que ponga la o las denuncias de forma inmediata, pero……no lo divulgue actúe. Al menos en esto le pido seriedad.

 

6.   En cuanto a que Usted ya me investigó y va a sacar a la luz pública que yo le debo a Tributación Directa, efectivamente, le cuento que hace muchos años dejé de trabajar con algunas razones sociales en las que aparezco y con la nueva Ley tengo que pagar los nuevos impuestos aunque estén inactivas, he tratado de desinscribirlas pero me sale más caro el caldo que los huevos, como dice el dicho popular.  Además, no he cancelado ese impuesto porque no tengo dinero, no porque no quiera, soy para el sector empresarial de este país, un desecho, ya que las personas mayores a 40 años ya no servimos para nada ¡imagínese con mi edad de 61 años!

 

Como puede ver, si es que me quiere hacer daño por algo que no puedo pagar por ser desempleado desde hace años, no se preocupe, divúlguelo a los cuatro vientos, yo no estoy haciendo política ni me interesa, simplemente me he dado a la labor –meramente ciudadana- de pelear por los derechos de los Costarricenses, de los asegurados, de los que menos tienen, ya que muchos políticos de los que le he conversado, lo único que quieren es arrebatarnos la Caja creyendo que les pertenece.

Adelante, si cree que lo estoy injuriando, métame a la cárcel, pero hay una gran diferencia, yo iría por un gran ideal, no por enriquecerme.

Entonces, mi estadía en ella sería por satisfacción propia ¿no cree?

 

Atentamente;

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

28 de Noviembre de 2012

WEB 28 NOV 2012.docx
176 kb   Ver   Descargar
A %d blogueros les gusta esto: