El Tribunal Supremo de Elecciones autorizó a una asociación privada para recoger firmas que permitirían realizar un referéndum para dar tres puestos de la junta directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) a esa asociación.

Eso ha levantado las alertas en el país, entre diputados, sectores sociales y laborales, y no podía faltar el criterio del popularmente conocido como “cobrador de la Caja”, Roberto Mora Salazar, quien denuncia que detrás del planteamiento podría haber un interés de privatizar el Seguro Social y que esa no es la manera de resolver los problemas estructurales de la entidad.

DIARIO EXTRA conversó con él, quien alertó que se debe informar a la gente de lo que él considera un “engaño” del que pueden ser víctima los asegurados a la hora de la recolección de las firmas sobre lo que realmente busca el proyecto en consulta.

Esto por cuanto Mora considera que en el momento de solicitud de las firmas se le dice a los ciudadanos que se busca eliminar problemas como las eternas listas de espera y las filas, cuando lo que se pretende es hacer cambios en la integración de la Junta Directiva de la CCSS, dándole 3 puestos a la Asociación Nacional de Asegurados (Anaccss)
¿Qué puede decirnos sobre la Anaccss?
“Este señor (Walter Muñoz) no sabe qué es privado, si la Anaccss tiene una junta directiva totalmente independiente, quién tiene injerencia ahí si no es la junta directiva. Cómo no va a ser privada. No sabe qué es el concepto de privado”.

¿Qué hay detrás del referéndum?
“¿Cuál es el interés de los grandes y del Gobierno? Privatizarlo, eso es. Todavía no he podido identificar por dónde anda el asunto. Se habla mucho de las trasnacionales farmacéuticas. Pero a mí me da risa que un fulano como este se deje decir que lo que quiere es despolitizar, cuando es un conocido político.

Usted cree que Walter Muñoz, con tres miembros en la junta directiva, va a poder cambiar todo un sistema, un engranaje, una estructura, que está lógicamente maleada, pero no se trata de hacerlo de esa forma.”
Una asociación como esta dice representar a los asegurados…

“¿Una entidad privada se puede arrogar el derecho de representar a los asegurados? Hay que ver la Ley de Asociaciones, creo que una asociación no se puede arrogar ese derecho.”
Hay que decirle a la gente en qué va a cambiar esto las condiciones de la Caja…

“Al menos yo, con mi poco entender, lo veo tan claro como que no puede hacer nada. El problema de la Caja es estructural. Se lo dije en un programa de radio a don Walter, que no le mienta a la gente, que no la engañe. Porque ganando el referéndum no se va a poder lograr lo que está prometiendo.”
También hay un problema, que la Caja se ha negado a ir resolviendo esos problemas conforme se han ido presentando…

“Es que hay muchos intereses creados. ¿Por qué se atrasa el asunto de los expedientes electrónicos? Vea el Instituto contra el Cáncer, que lo pararon con $150 millones en caja, para tener las máquinas que prestan servicios, la gente muriendo de cáncer. Una cosa que tenía que hacerse desde hace años, y no dejaron que se hiciera.”
¿Cuál es el problema más serio de la Caja?
“Vea lo que hablamos del expediente electrónico, que no se ha dado porque los médicos no lo permiten. Ese es un medio de controlar a los médicos y a los pacientes. El problema más serio de la Caja es el control de los médicos, el problema más serio del MEP es el control de los maestros, y son los dos ejércitos más difíciles de controlar y más poderosos de nuestro país.”
Ellos hablaban de quitar la presidencia ejecutiva de la CCSS y transformarla en una gran gerencia.

“Bueno, eso es operativo, sí está en la consulta. Pero al fin y al cabo eso es bueno, pero ¿en qué cambia eso?”
¿Cosas buenas a través de medios cuestionables, es como decir que “el fin justifica los medios”? Hacerse con el control de tres puestos de la junta directiva y prometer cosas que no se podrá terminar haciendo.

“Sí, correcto. Definitivamente, él es una persona hábil y habla de las cosas que hay que cambiar, por ejemplo entre sus cosas habla de que dejaría solamente cuatro gerencias, pues excelente, eso es bueno, porque ahora eso es solo caciques.”
Pero si se reducen las gerencias, también podría surgir el riesgo de que una gerencia tenga que entrar a manejar demasiadas labores y se trabe el trabajo.

“Por lo mismo, lo que tenemos que hacer es enfocarlo de manera global. Reducir un poco el aparato, con mayor efectividad, bueno. No hablemos de cuatro gerencias, pero vamos a quitar 13, y si se propone eso hay que dar soluciones, cómo se haría.

Son ideas buenas, pero lo primero que hay que hacer es “volarse” a toda esa gente que está encapsulada, las gerencias. ¿Quién es el gerente financiero? ¿Es parte de los culpables de lo que está pasando ahora?. Es una cuestión nada más de dar vuelta en los puestos, todos sabemos cómo funciona y que nadie abra la boca y nos cubrimos entre nosotros. Eso es lo que está pasando.”
¿Cuál es el tema que a usted más le preocupa de la CCSS?
“Bueno, el tema mío es la morosidad. Definitivamente, por cuestiones políticas mucha gente que simplemente no paga.”
Pero además de ese tema, el problema es más estructural…

“El sistema, que no opera. El problema de la Caja es un todo. El sistema está totalmente colapsado. La Caja tiene un problema fundamental que es administración, gerencia, sin importar quién es la persona. Es por la operación. Además, quitaron todos los controles.”
¿Cómo debería nombrarse la junta directiva?
“Sería una excelente idea la de nombrar como la junta directiva del Banco Central, que era como se hacía antes. Ir nombrando uno por año, así ningún gobierno va a lograr nombrarlos a todos, y que vaya a aprobación de la Asamblea.”
En este tema de la solicitud de referéndum, hay un riesgo muy grande de que la gente firme y vaya a votar sin saber realmente qué está haciendo…

“Ese es el mayor problema de estas cosas. Si a la gente le dicen cosas como las que él anda diciendo, de que no habrá filas, ni listas de espera, hasta uno firma. Por eso la labor de información. Esta gente está llegando a los centros de salud, donde aquellas colas, gente indignada, van y dicen “todos estos son nuestros”.


EXTRADIRECTO

CCSS: Desorden por excelencia
Morosidad: Sinónimo de sinvergüenzada, alcahuetería y complacencia
Junta directiva de la CCSS: Desastre
Referéndum: Una locura
Walter Muñoz: Aprovechado político


EL ENEMIGO DE LOS MOROSOS

¿Cómo empezó a perseguir morosos?
“Mi lucha ha sido desde once años con este asunto. Empezó con un patrono para el que yo trabajaba, que estaba moroso. Debía ¢274 millones a la Caja. Nunca lo busqué, son los accidentes de la vida. Me llamaba la atención que nos llegaba la orden patronal como moroso, y cuando íbamos a la soda, veíamos todos los carros de los hijos que eran nuevos.

Empecé a indagar y lo peor es que el dueño de la empresa es primo hermano de mi mamá. Hablé con ella, le expliqué el asunto contra la seguridad social, y ella me dijo que si tenía que hacerlo, que lo hiciera. Eso fue el primer bombazo.”
¿Lo han llamado para amenazarlo?
“Sí, claro. Han tenido cuidado, pero sí he recibido amenazas, pero Diosito me cuida. Acudí a los diputados, y vieran qué curioso, acudo a los de todas las fracciones. Al cabo de 11 años he demostrado que nunca he tenido un puesto político ni nada por el estilo, nadie me ha dado un solo cinco.”
¿Le han dicho que debería meterse a la junta directiva de la Caja?
“Es que yo no podría. Yo le diría que entro a la junta directiva y duro dos o tres segundos, porque me aplican los artículos 20 y 63, de que no puedo divulgar información, y menos dejar en evidencia a equis fulano por moroso.”
¿De qué vive?
“Ahí de las cositas que pude hacer. Pero yo no recibo ni un solo centavo. Más bien todo esto representa para mí un gasto.”
Cuando no está pensando en el tema de la Caja, ¿tiene algún hobbie?
“No, es que ahora estoy ciento por ciento en esto. Me daba por un tiempo irme al Irazú, pero la familia me reclamó porque me estaba jugando el pellejo, porque me iba solo, y en cualquier momento me desaparecía y aparecía en un guindo. No dejaban de tener razón.”
¿Cómo lo tratan en la Caja?
“Soy un enemigo, les he recobrado más de ¢22 mil millones, pero soy un “hp” porque denuncio al que no hace su trabajo. Creo que hago una buena labor social, por el prójimo, por el pueblo, por los ciudadanos. Moriré en eso. Tengo 61 años, ahí voy.”

A %d blogueros les gusta esto: