Estimado don Andrés Olsen Villegas, Director de Servicios de Seguridad Privada del Ministerio de Seguridad Pública.

Hace aproximadamente 3 meses (27 de mayo) interpuse ante su superior Don Mario Zamora Cordero, Ministro de Seguridad Pública denuncia acerca del millonario monto que adeudan las Empresas de Seguridad a la Caja Costarricense de Seguro Social por concepto de cuotas obrero patronales y, que el Ministerio les ha venido otorgando el permiso de funcionamiento brincándose a todas luces la Ley vigente.

Así las cosas, el señor Ministro delegó en Usted dicha misiva y de una forma poco común en el sector gobierno, Usted se puso en contacto de manera muy amable con el suscrito para sostener una reunión y conversar sobre el tema.

Ahora bien, conversamos sobre las empresas de seguridad que cuando han engrosado sus deudas con la Caja por el concepto antes descrito, las cierran declarándolas como INACTIVAS y proceden a abrir otras con otros nombres, sin embargo, dichos propietarios las inscriben con sus mismos nombres o de algún familiar, las mismas juntas directivas, pero siguen operando en el mismo domicilio social, con los mismos trabajadores, mismos teléfonos, en fin lo que se hizo fue simplemente fue cambiar de razón social.

El día de hoy en el periódico La Nación, en cartas a la Columna sale reportaje de Luis Diego Calderón, Director de Cobros de la CCSS http://www.nacion.com/2012-08-22/Opinion/Cartas-a-la-Columna.aspx?utm_source=RSS_Feed&utm_medium=RSS&utm_campaign=RSS_Syndication indica:

En una carta publicada, recientemente, por el señor Luis Eduardo Vargas Villalobos, relativa a la morosidad que mantienen las empresas de seguridad, debo aclarar lo siguiente: la actividad de seguridad es una de las que presentan una incidencia mayor de morosidad; en razón de ello, la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) denunció, públicamente, esta situación

(…) Además de las gestiones, estamos procurando un convenio con el Ministerio de Seguridad, con el objetivo de compartir información relacionada con este sector, de manera que estas empresas para operar, deban permanecer al día con sus obligaciones.

(La negrita y el subrayado no forman parte del original)

Cabe destacar que la Caja está haciendo eco de mis denuncias, -en hora buena- al  menos están demostrando que “algo están haciendo” aunque sea una réplica de la denuncia que interpuse el 17 de mayo, la sacan con bombos y platillos 2 meses y medio después.

Dice el señor Calderón Villalobos que están procurando un convenio con el Ministerio de Seguridad Pública, ¡perdón!, pero al Cesar lo que es del Cesar, eso es lo que ha solicitado insistentemente Usted don Andrés, para que la Caja le proporcione ese tipo de documentación, pero–como de costumbre- toda la información para que Usted pueda actuar y desenmascarar a estos malos ciudadanos se le ha sido negada.

A mí me consta porque de hecho en parte ese fue el tema que tocamos, por ello lo insto a que siga en su lucha ya que su permanencia en este puesto a marcado una gran diferencia y con ello podremos limpiar las listas de empresas de seguridad y sobre todo, de personas desalmadas tanto con sus trabajadores como con nuestra Seguridad Social para que se pongan a derecho y aplicarles todo el peso de la Ley.

Atentamente;

 

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

22 de Agosto de 2012

http://robertomorasalazar.ticoblogger.com/

A %d blogueros les gusta esto: