Estimado don Ignacio Santos Pasamontes, Director de Telenoticias de Canal 7.

Quisiera por este medio. expresarle mi más grato agradecimiento por el programa transmitido el pasado domingo de “Herencias de Osvaldo Valerín” personaje, que sin lugar a dudas, nos ha dejado uno de los legados más grandes e importantes de nuestra historia (qddg).

Al menos en mi caso particular, quedaré siempre agradecido con el señor Osvaldo Valerín Ramírez, ya que nos dio la posibilidad de transportarnos a esos grandes tiempos donde existieron personajes con un valor incalculable en toda su expresión.

Nuestros antepasados en múltiples ocasiones antepusieron sus intereses por los del pueblo, ¡por el de los Costarricenses!

Tan es así, que lograron ponerse de acuerdo en 1871 para hacer una Constitución Política en defensa de la ciudadanía que luego fue reformada por la Junta de Gobierno que asumió el poder en Costa Rica el 8 de mayo de 1948, con el nombre de Junta Fundadora de la Segunda República y el mismo día restablece provisionalmente la vigencia de los capítulos de garantías nacionales, individuales y sociales de la Constitución de 1871.

El 7 de noviembre de 1949 la nueva Asamblea aprobó la nueva Constitución Política siendo esta la que nos rige actualmente.

Don Ignacio, al observar este programa me he irritado, me he indignado, me he desilusionado y mil epítetos más.

No puede ser que nuestro sistema político y jurídico juegue con nuestro valores heredados por grandes pensadores, grandes estadistas, por personas que llegaron al poder con un simple deseo, servirle a la Patria y a sus coterráneos.

¡Qué pendejos somos! hemos permitido que estos aprovechados se crean los dueños del poder, de la verdad absoluta y de todos nuestros derechos, que fueron conquistados con arduo trabajo y conciencia social por nuestros próceres.

Me proclamo el más acérrimo enemigo de esta clase política y jurídica aberrada que está echando por la borda todos nuestros valores y derechos.

Creen que el país les pertenece y nosotros los tarados ciudadanos no nos queremos dar cuenta que nos utilizan a sus anchas para sus perversos intereses.   ¿Por qué tarados?   Porque cada cuatro años nos dejamos envolver en una nube de hipnosis para que con nuestros votos les demos el poder para violentar nuestros derechos y violar nuestra sagrada CONSTITUCION POLITICA.

¡Basta ya!  No puede ser que el descaro de estos grupos haya llegado a tal punto, que ahora interpretan a su antojo y conveniencia nuestra Carta Magna y ni que decir de nuestras Leyes.   Ya no respetan nada ni a nadie.

¿Cuándo vamos los de piso e tierra a despertar de este letargo?  Dios quiera no sea muy tarde porque el tiempo prácticamente se agotó.

De nuevo don Ignacio, muchas gracias por el reportaje.

 

Saludos cordiales

 

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

9 de Julio de 2012

A %d blogueros les gusta esto: