Por este medio procedo de la manera más atenta y respetuosa a instarla (o) a Usted a tomar acciones claras, contundentes y sin más preámbulos, para reclamar ante las autoridades competentes nuestros derechos ciudadanos, ya que vivimos en un verdadero infierno.   También podríamos, pero con ciertas dudas, hacer el reclamo de nuestros “DERECHOS HUMANOS” ya que somos personas decentes, trabajadoras y honestas.  En nuestro país, lo que sí les puedo asegurar, es que estos derechos son únicos para los que están detrás de las rejas o los que están fuera esperando ser condenados.
Estamos viviendo hoy día, el peor de los ataques por parte de la delincuencia juvenil, delincuencia organizada y del flagelo del narcotráfico,   LA LEY DEL DINERO FACIL.
Me atrevo a decir que en Costa Rica ya no existe familia que no haya sido víctima de alguna de estas tres figuras y, de no ser así, al menos de algún conocido o amigo.
Les aseguro que la reciente muerte de mi hermano no pasará como una más de las tantas desgracias familiares.  Lucharé hasta donde las fuerzas me lo permitan, la idea es efectuar una CAMPAÑA CONTRA LA IMPUNIDAD, por lo que los insto nuevamente  a ser parte de este gran grupo de protesta por la  inercia e irresponsabilidad de nuestros gobernantes ya ello llegó al límite.
No soporto más la complacencia que hemos mostrado todos los ciudadanos de nuestro país en relación a la ineptitud del Poder Ejecutivo, Poder Judicial y Poder Legislativo.
Necesitamos acciones INMEDIATAS sin más demora.  Estos tres poderes del Estado deberían de tener un plan de contingencia (plan b) para que no sigamos siendo mutilados y asesinados por estos despiadados delincuentes que delinquen una y otra vez, pasan a los Tribunales de Justicia de igual forma y los Jueces irresponsablemente y sin importarles nuestros derechos, los siguen dejando fuera para que nuevamente vuelvan a hacer de las suyas.
No aceptaré bajo ningún punto de vista, que por problemas de infraestructura o económicos, el Poder Judicial dicte órdenes a los Jueces para que no se lleven a cabo prisiones preventivas ya que el hacinamiento en nuestras cárceles ya no resisten más población.   Eso es problema de los tres poderes antes mencionados, o del Ministerio de Hacienda, pero nunca de los ciudadanos que nos sudamos la frente para llevar los alimentos a nuestras familias y por consiguiente para que el país salga adelante.  Pagamos nuestros impuestos como lo indican la Leyes para que se utilicen para nuestro bien y seguridad.   Esto no es ni más ni menos que una absoluta irresponsabilidad, ponen en juego nuestra integridad física por pura POLITIQUERÍA.  Este es un asunto de INTERES PUBLICO Y NO SE PUEDE POSTEGAR NI UN MINUTO MÁS.
Se habla irresponsablemente por parte del Gobierno, que en la Isla San Lucas se construirá un complejo turístico próximamente y, que se restaurarán las viejas instalaciones por parte del Ministerio de Cultura        y la Municipalidad de Puntarenas.
Vaya insensatez y cinismo ¿que tendrá prioridad LA SEGURIDAD CIUDADANA o un proyecto que no soluciona ningún problema? al contrario, se van a invertir miles de millones de colones, pero no hay dinero para hacer más cárceles, para brindar más tecnología a nuestros policías, OIJ etc.   En resumidas cuentas, así es como nos demuestran nuestros flamantes gobernantes el interés por el pueblo.
La Isla San Lucas siempre ha sido desde que tengo uso de razón, un centro de reclusión, sobre todo para los delincuentes más peligrosos. 
Pues,  que siga como tal, estos desalmados delincuentes deberían enviarse a la Isla, que vean como se la juegan, que siembren lo que se comerán, y para evitar fugas se controlarán vía satélite, eso sí, el que quiere FUGARSE se les aplicará su misma Ley, la LEY DE FUGA  porque si llegan a tierra firme, será para desmembrar nuestras honorables familias nuevamente.
Propongo respetuosamente,  que cada uno de Ustedes se contacte con familiares, amigos y conocidos, con el fin de empezar de inmediato con una CAMPAÑA a favor de las víctimas que han sufrido esta desoladora y angustiante situación.
Cuando el pueblo se une no pide y mucho menos solicita, EXIGE porque somos los dueños de nuestro país, no los políticos que pasan cada cuatro años y se van.  LA UNION HACE LA FUERZA.
Me pueden contactar por medio de mi correo electrónico [email protected]  o por el número de teléfono 8340-4504.  En caso de hacerlo por correo electrónico favor enviarme números de teléfonos, dirección y contactos. 
La idea, es hacer un registro de cada caso específicamente con toda la documentación posible (no importa los años que tenga el juicio pendiente). 
Cuando estemos con toda la documentación y plenamente unidos, le pediremos a la Corte Suprema de “Justicia” explicaciones.
Siendo muchos lograremos nuestro objetivo de hacer cumplir la Ley y el que no la cumpla, SE VA.
 
Atentamente;
 
Roberto Mora Salazar
Céd: 1-396-099
Cel: 8340-4504
Correo electrónico: [email protected]
27 de Junio del 2011

A %d blogueros les gusta esto: