Estimada doctora doña Ileana Balmaceda, Presidenta Ejecutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social.
Después de un cordial saludo y desearle un Feliz Año Nuevo procedo a solicitarle lo que a continuación se detalla:
Tal y como me lo confiere el derecho de legitimación que otorga el Artículo 54 de la Ley Constitutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social, para incoar cualquier tipo de acciones ante la Junta Directiva de esta Institución y el Capítulo V, artículos 31, 34 y 35 del Código de Ética de dicha Institución procedo a denunciar lo siguiente:
1.   El Lic Adolfo Gutiérrez Jiménez cédula de identidad 1-500-142, es miembro de la Junta Directiva de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS) desde el  08 de junio de 2006.2.   El 17 de febrero del 2010, le envían cédula de notificación a la señora María Del Mar Ortíz Campos INCIDENTISTA (EXP-09-001926-0166-LA) ya que la misma había solicitado a CRISTIAN LAY DE COSTA RICA, S.A. compañía donde laboraba, un incidente de reintegro porque ésta empresa decidió de forma unilateral comunicarle a todos sus empleados del departamento de ventas que pasaban a trabajar por servicios profesionales, con el fin de disimular la relación laboral y por consiguiente ahorrarse las obligaciones que como patrono tendría, como son las cuotas patronales a la Caja Costarricense del Seguro Social.3.   El mismo 17 de febrero del 2010 la señora Roxana Urbina Araya, apoderada generalísima de CRISTIAN LAY en Costa Rica, decide contratar al miembro de la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social al Licenciado Adolfo Gutiérrez Jiménez dándole un PODER JUDICIAL  para que represente a la compañía en el caso de Sylvia María Bejarano Ramírez con relación al EXP-09-001926-0166-LA.
4.   En resumidas cuentas el  mismo día en que se notifica a la señora Ortíz Campos, ex trabajadora de Cristian Lay, la señora Urbina Araya, Apoderada de la empresa Cristian Lay, procede a contratar los servicios del Licenciado Gutiérrez Jiménez con el fin de que la señora María del Mar Ortíz Campos no pueda lograr su objetivo.
5.   Adolfo Gutiérrez Jiménez como miembro de la Junta Directiva de la CCSS, pasa a ser defensor de la empresa Cristian Lay, para que ésta logre su objetivo de no asumir las obligaciones patronales, entre ellas las cuotas a la CCSS.
6.   Posteriormente en Sentencia del Tribunal de Trabajo de Menor Cuantía de Goicoechea, en el POR TANTO: Se decide: al pago de los daños y perjuicios ocasionados y la restitución en sus mismos puestos a varios ex funcionarios de la empresa entre ellos doña María del Mar Ortíz Campos, y se condena a la empresa por prácticas laborales desleales.
La Ley 8422 Contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública dice:
 
 “ARTÍCULO 3º-Deber de probidad. El funcionario público estará obligado a orientar su gestión a la satisfacción del interés público. (…)
Reglamento a la Ley Nº 8422:
“Artículo 1º-Definiciones. Para la aplicación del presente Reglamento, los términos siguientes tienen el significado que a continuación se indican:
(…)
13) Deber de probidad: Obligación del funcionario público de orientar su gestión a la satisfacción del interés público, el cual se expresa, fundamentalmente, en las siguientes acciones:
(…)
b)       Demostrar rectitud y buena fe en el ejercicio de las potestades que le confiere la ley;
c)       Asegurar que las decisiones que adopte en cumplimiento de sus atribuciones se ajustan a la imparcialidad y a los objetivos propios de la institución en la que se desempeña
3. Las “Directrices Generales sobre Principios y Enunciados Éticos a Observar por parte de los Jerarcas, Titulares, Subordinados, Funcionarios de la Contraloría General de la República, Auditorías Internas y Servidores Públicos en General”, emitidas por la Contraloría General de la República (N° D-2-2004-CO del 12 de noviembre del 2004) establecen una serie de  principios éticos que deben cumplir los funcionarios públicos en general. Dentro de estos principios, destaca lo dispuesto en el acápite 1.4 sobre la existencia de conflictos de interés:
“(…)
3. Los jerarcas. titulares subordinados y  demás funcionarios públicos no deberán utilizar su cargo oficial con propósitos privados y deberán evitar relaciones y actos que impliquen un riesgo de corrupción o que puedan suscitar dudas razonables acerca de su objetividad e independencia.
(…)
5. Los jerarcas. titulares subordinados y demás funcionarios públicos deben demostrar v practicar una conducta moral y  ética intachable.
(…)
17. Los jerarcas. titulares subordinados y demás funcionarios públicos deberán excusarse de participar en actos que ocasionen conflicto de intereses. El funcionario público debe abstenerse razonablemente de participar en cualquier actividad pública, familiar o privada en general, donde pueda existir un conflicto de intereses con respecto a su investidura de servidor público, sea porque puede comprometer su criterio, ocasionar dudas sobre su imparcialidad a una persona razonablemente objetiva, entre otros…” (El destacado no es del original)
En el caso que motiva esta denuncia, el señor Gutiérrez Jiménez representó judicialmente a una empresa cuyas actuaciones evidencian una clara  intención de evadir sus responsabilidades laborales y con ello perjudicar las arcas de la Caja Costarricense del Seguro Social –hecho confirmado por los tribunales de justicia-, siendo al mismo tiempo integrante de la junta directiva de dicha institución. 
EL CODIGO DE ÉTICA DE LA CAJA COSTARRICENSE DE SEGURO SOCIAL ENTRE OTROS INDICA:CÓDIGO DE ÉTICA
CAPÍTULO I
Principios Generales
 
Artículo 1. Finalidad:
 
El presente código tiene por objeto establecer las normas de conducta y las acciones que debe
observar todo aquel trabajador que preste servicios bajo cualquier modalidad de vínculo laboral, en la Caja Costarricense de Seguro Social.
 
Artículo 2. Ámbito de aplicación:
 
Las disposiciones contenidas en este documento son aplicables a todos los empleados de la
Caja Costarricense de Seguro Social, sin perjuicio de normas especiales y situaciones semejantes, para algunas categorías de trabajadores.
 
Artículo 3. Alcance:
 
El presente código guía la conducta de todos los trabajadores de la Caja, en sus actividades
laborales y en las de carácter oficial con ocasión del ejercicio de su función pública, cualquiera
sea la denominación del puesto o jerarquía que ostente dentro o fuera del país.
 
Artículo 4. Concepto de servidor, funcionario o trabajador:
 
Para efectos de este código, se entiende como servidor, funcionario o trabajador a toda persona
física hombre o mujer que participe ocasional o permanentemente del ejercicio de funciones en
la Caja Costarricense de Seguro Social, ya sea por elección popular o por nombramiento de la
autoridad competente.
 
Artículo 5. Concepto de función pública:
 
Para los efectos de este código, la función pública se entiende como toda aquella actividad que
brinda la Institución con miras a obtener la satisfacción del interés público en lo referente a los
servicios de salud, Pensiones y otras actividades conexas.
 
Artículo 6. Principios éticos de la función y el servicio institucional:
(…)
 
2. La lealtad a la Caja y al Estado, la legalidad, la dignidad, la probidad, la integridad, la
eficiencia, la responsabilidad, la veracidad de información, la confidencialidad, la imparcialidad, la respetabilidad, la armonía laboral, la iniciativa, la creatividad y el espíritu de superación, son valores fundamentales, propios del ejercicio de las funciones de los empleados de la Caja Costarricense de Seguro Social.
 
3. El servidor de la Caja, debe mantener una conducta intachable, debiendo para ello
cumplir la ley y someterse a los principios de ética, estén o no regulados por ley.
 
4. El ejercicio de este importante servicio público estará fundamentado en la confianza y
credibilidad dada por los ciudadanos, los compañeros y otras instituciones. En ese
sentido, los principios éticos tienen como función primordial el desarrollar hábitos y
actitudes positivas en los empleados de la Caja, que permitan el cumplimiento de los
fines institucionales para beneficio de la comunidad.
 
CAPÍTULO II
Deberes éticos del servidor público
de la C.C.S.S.
 
Artículo 7. Generalidades:
 
Los servidores de la Caja Costarricense de Seguro Social debe acatar los deberes que se indican a continuación:
(…)
 
Artículo 8. Deber de Lealtad:
 
El servidor de la Caja debe ser leal a la Institución y al Estado. Debe ser fiel a los principios
éticos expresados en el artículo 6, buscando el cumplimiento de sus fines con plena conciencia
de servicio a la colectividad.
 
Artículo 9. Deber de eficiencia:
 
El servidor de la Caja, debe desempeñar las funciones propias de su cargo, en forma personal,
con elevada moral, profesionalismo, vocación, disciplina, diligencia, oportunidad y eficiencia
para dignificar la función pública y mejorar la calidad de los servicios, sujetándose a las
condiciones de tiempo, forma y lugar que determinen las normas correspondientes y de acuerdo
con las siguientes reglas:
 
Artículo 10. Deber de probidad
 
El servidor de la Caja debe desempeñar sus funciones con prudencia, integridad, honestidad, decencia, seriedad, moralidad, ecuanimidad y rectitud. El trabajador de la Caja debe actuar con honradez tanto en ejercicio de su cargo como en el uso de los recursos institucionales que le son confiados por razón de su función. Debe repudiar, combatir y denunciar toda forma de corrupción.
(…)
Artículo 14. Deber de integridad
 
El servidor de la Caja debe conducirse en el desarrollo de sus funciones con honradez, rectitud, dignidad, decoro, poniendo en la ejecución de sus labores toda su capacidad, conocimiento y experiencia laboral. En cualquier circunstancia deberá actuar de tal forma que su conducta genere y fortalezca la confianza de la colectividad institucional sobre su integridad y prestigio para beneficio propio y de la institución a la que sirve.
 
Artículo15. Deber de conocer las leyes y reglamentos
 
El servidor de la Caja debe desempeñar sus funciones con sujeción a las normas internas así
como a la Constitución Política de la República, a las leyes y reglamentos emanados de
autoridad competente, por lo que está obligado a realizar las acciones necesarias que le
permitan conocer los preceptos legales referentes a incompatibilidad, acumulación de cargos,
prohibiciones y otras acciones relacionadas con sus funciones.
(…)
Artículo 20. Deber de superación
 
El servidor de la Caja, debe promover la autoestima, reconociendo su valor como ser humano y
como funcionario institucional procurando la superación personal y profesional que le permita
incrementar sus conocimientos, experiencia y solidez moral.
 
 
Artículo 22. Deber de actuar con transparencia y evitar el conflicto de intereses
 
El servidor de la Caja, debe actuar en todo momento con absoluta transparencia y abstenerse de participar en cualquier proceso decisorio, incluso en su fase previa de consultas e informes, en el que su vinculación con actividades externas que de alguna forma se vean afectadas por la decisión oficial, pueda comprometer su criterio o dar ocasión de duda sobre su imparcialidad y conducta ética a cualquier persona razonablemente objetiva.
De igual forma, deberá abstenerse de participar en el proceso decisorio cuando esa vinculación exista respecto a su cónyuge, hermano, ascendiente o descendiente hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad inclusive o de un socio o persona jurídica.
CAPÍTULO III
Prohibiciones
 
Artículo 23. Prohibiciones generales
 
Sin perjuicio de las prohibiciones de orden jurídico que para casos particulares se establezcan en las leyes y reglamentos, rigen para todos los servidores de la Caja Costarricense de Seguro Social, las prohibiciones de orden ético y moral contenidas en este capítulo.
 
Artículo 24. En el ejercicio del cargo le es prohibido al servidor:
 
1. Usar el poder oficial derivado del cargo o la influencia que surja del mismo, para
conferir o procurar servicios especiales, nombramientos o cualquier otro beneficio
personal que implique un privilegio a favor suyo, de sus familiares o a cualquier otra
persona, medie o no pago o gratificación.
(…)
 
7. Realizar trabajos o actividades fuera del centro de trabajo, sean éstas remuneradas o no, en cualquier modalidad que estén en conflicto con sus deberes y responsabilidades
institucionales, o cuya ejecución pueda dar motivo de duda a cualquier persona
razonablemente objetiva, sobre la imparcialidad del servidor en la toma de decisiones
en asuntos propios de su cargo, quedando a salvo las excepciones admitidas por ley.
(…)
 
Artículo 25. En su relación con terceros co-contratantes, clientes o usuarios.
Al servidor de la Caja en su relación con terceras personas, clientes o usuarios le está prohibido
lo siguiente:
 
1. Efectuar o patrocinar a favor de terceros, trámites o gestiones administrativas, fuera de
los procedimientos normales de la prestación del servicio o actividad; estén éstas o no
bajo su cargo de forma tal que su acción constituya una discriminación a favor del
tercero.
(…)
6. Mantener vinculaciones laborales o profesionales que signifiquen beneficios y obligaciones, con organizaciones directamente fiscalizadas por la institución
 
(la negrita y el subrayado no forman parte del original)
Por lo expuesto anteriormente, de la manera más respetuosa considero importante que en Sesión del día de hoy de Junta Directiva se ponga en agenda el tema del señor Gutiérrez Jiménez con el fin de que se tomen medidas si así lo consideran conveniente o en su defecto, esperar el estudio de la Contraloría General de la República para lo que proceda.
Atentamente;
 
Roberto Mora Salazar
Céd: 1-396-099
Cel: 8340-4504
Correo electrónico: [email protected] Enero de 2011

A %d blogueros les gusta esto: