Señor Ministro de Educación Pública, Leonardo Garnier Rímolo, mucho gusto de saludarlo.
Sumamente preocupado por la situación que están viviendo los Educadores y otros trabajadores del Ministerio de Educación Pública por el no pago de las obligaciones de la seguridad social de ese Ministerio.
A la fecha el Ministerio de Educación Pública adeuda a la Caja Costarricense de Seguro Social por concepto de cuotas obrero patronales la suma de ₡3.509.842.092.00
Me ha llegado una denuncia que realmente preocupa ya que lo más indignante es que a cada uno de los educadores y trabajadores de diferentes ramos del Ministerio de Educación Pública se les rebaja mes a mes lo correspondiente a la CCSS.
Ahora bien señor Ministro, le voy a enumerar los problemas en que se vio envuelta una trabajadora de dicho Ministerio no sé si por negligencia de los jerarcas de la Institución o por problemas de otra índole que al fin y al cabo, sea cuales quiera no tienen porqué, si ellos puntualmente pagan lo que la Ley indica, entonces, ¿porqué el Ministerio a su cargo no cumple con la Ley?
1.   La trabajadora del MEP tiene asegurada a su señora madre, la cual tiene que presentarse de urgencia al hospital de San Carlos por tener una grave crisis de asma.  La atienden en dicho nosocomio durante todo el día y cuando le dan de alta le pasan una factura por más de 300 mil colones, casi los 400 mil en vista de que el patrono de su hija (MEP) no paga sus obligaciones con la Seguridad Social desde el mes de abril.
 
2.   Ante dicho disparate ya que la asalariada del MEP paga mes a mes con las deducciones que se le hace para dicho rubro, tiene de manera inmediata que dirigirse a las oficinas centrales de la Caja Costarricense de Seguro Social en San José, con el fin de que le solucionen el problema a la mayor brevedad ya que su condición es de muy bajos recursos y no puede hacer frente al pago del monto en mención.
 
3.   En las oficinas centrales de la CCSS le emiten un COMPROBANTE DE DERECHOS PARA USO DE ASEGURADO DIRECTO para que presente su madre en el Hospital de San Carlos y que todo esa pesadilla quede aclarada.
Señor Ministro, ¿considera Usted que esto es justo para una colaboradora de su Ministerio? si ella nunca ha dejado de cancelar mes a mes lo que corresponde.
Aún peor si vemos atrás y nos damos cuenta de que esto posiblemente no lo ha vivido únicamente esta servidora, sino quizás, cientos de personas ya que el Ministerio que Usted preside cuenta con un alto número de trabajadores.
De la manera más atenta y respetuosa don Leonardo, le ruego interponer sus buenos oficios para que ésta novela de mal gusto no la sigan viviendo sus subalternos.
No quisiera tener que llegar a la Sala Cuarta para que Ustedes los jerarcas de las Instituciones Gubernamentales cumplan con su deber y obligaciones tal y como lo indica el artículo 11 de la Constitución Política.
“Artículo 11.- Los funcionarios públicos son simples depositarios de la autoridad. Están obligados a cumplir los deberes que la ley les impone y no pueden arrogarse facultades no concedidas en ella. Deben prestar juramento de observar y cumplir esta Constitución y las leyes. La acción para exigirles la responsabilidad penal por sus actos es pública”.
Adjunto documento de la página web de la CCSS que demuestra lo dicho.
Sin más por el momento se despide de Usted;
 
Atentamente;
 
Roberto Mora Salazar
Céd: 1-396-099
Cel: 8340-4504
Correo electrónico: [email protected]
10 de Agosto de 2010
WEB 10 AGOSTO 2010.docx
160 K   Ver   Descargar

A %d blogueros les gusta esto: