Estimados señores de la Junta Directiva, por medio de la presente me dirijo a ustedes tal y como me lo confiere el derecho de legitimación que otorga el Artículo 54 de la Ley Constitutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social, para incoar cualquier tipo de acciones ante la Junta Directiva de esta Institución.

El 7 de Julio del año en curso, le fue contestada la consulta al Diputado Carlos Góngora Fuentes del Movimiento Libertario, con Oficio   N°OJ-029-2010 quién solicitó criterio al Órgano Superior Consultivo (Procuraduría General de la República) en relación con algunos aspectos puntuales del proyecto de Ley que se tramita actualmente bajo el expediente N.° 16209 “Modificación del inciso 3 del artículo 74 de la Ley Orgánica de la Caja Costarricense del Seguro Social”.

En la página 10 del pronunciamiento de la Procuraduría General de la República indica:

“Ahora bien, el punto consultado  es claro. Resulta indudable que la obligación de estar al día – prescrita por el artículo 74 LOCCSS – no es otra que  una consecuencia directa del deber prescrito en el artículo 31 LOCCSS.

Ergo, debe entenderse que cuando el artículo 74 LOCCSS prescribe que las personas físicas y jurídicas se encuentran al día con sus obligaciones, se refiere expresamente a que estas personas se encuentran en el deber de satisfacer dentro del plazo debido sus obligaciones de contribución con la seguridad social.

A contrario sensu, el empleador que se encuentra al día con sus obligaciones de la seguridad social es aquel que no ha incurrido en morosidad, al retrasarse en el cumplimiento del pago de sus obligaciones de la Seguridad Social”. (…….)

(……..) Expuesto lo anterior, conviene señalar que resulta claro que, conforme su tenor – tanto el vigente como el propuesto en el proyecto de Ley – el artículo 74 LOCCS establece una obligación de estar al día con las obligaciones de la seguridad social en orden, entre otras cosas, a participar en procesos de contratación públicos. Y que esta obligación de estar al día, excluye actualmente la posibilidad de que se adjudique un contrato público a una persona, física o jurídica, que haya concertado un arreglo de pago con la Caja Costarricense del Seguro Social.

 

Lo anterior debido a dos razones de grave peso.

 

Primero, resulta claro que el artículo 31 LOCCSS establece un deber categórico que obliga a los empleadores, y demás aseguradores autónomos, a cumplir con sus obligaciones de la seguridad social en tiempo y forma. De aquí se infieren dos conclusiones necesarias que impiden que una persona en arreglo de pago sea considerada como un contribuyente al día en sus obligaciones.

 

De un lado, debe admitirse que la obligación prevista en el artículo 31 LOCCSS tiene por objeto garantizar el pago en tiempo de las contribuciones de la seguridad social, por lo que esta obligación resulta antitética con cualquier forma de morosidad.

 

De otro lado, es obvio que una persona que se ha visto forzada a concertar un arreglo de pago, se supone que previamente ha incurrido en alguna forma de morosidad. Esto es indudable y resulta de la misma lógica de las cosas. Empero debe indicarse que a nivel reglamentario se ha establecido expresamente que la posibilidad de firmar arreglos de pago con la Seguridad Social concierne exclusivamente a aquellas situaciones donde el empleador o asegurado autónomo ha incurrido en el estado de morosidad. Al respecto, transcribimos, en lo que interesa, los artículos 1 y 2 del Reglamento que regula la formalización y suscripción de arreglos y convenios de pago de las contribuciones de la seguridad social:

Por lo tanto

 

No es posible, por vía de la interpretación, entender que una persona en situación de arreglo de pago, se encuentra al día en sus obligaciones, pues esto, implicaría, un relativo debilitamiento del mecanismo de garantía establecido en el artículo 74 LOCCSS y por supuesto, contravendría, el tenor literal de la norma.

 

Se sigue entonces que para efectos de permitir que una persona en arreglo de pago con la Caja Costarricense del Seguro Social pueda contratar con la Administración Pública, se requeriría una reforma sustancial del artículo 74 LOCCSS. Reforma que deberá, en todo caso, garantizar siempre el cumplimiento del artículo 73 de la Constitución.

 

I. CONCLUSION

 

Con fundamento en lo anterior, este Órgano Superior Consultivo concluye que no puede interpretarse  que una persona física o jurídica, que hubiese concertado un arreglo de pago con  la Caja Costarricense del Seguro Social, se encuentra al día con sus obligaciones de la seguridad social.

Señores directores, con el afán de que se cumpla la Ley a cabalidad y que la Gerencia Financiera no siga incurriendo en el perjuicio a la Institución ya que cuando se llega a un arreglo de pago con cualquier patrono sea éste físico o jurídico, lo considere como patrono al día, solicito a Ustedes con todo respeto que hasta tanto dichos patronos no hayan cancelado el total de sus obligaciones con la Caja Costarricense de Seguro Social, aparezcan en la página web de la Institución como PATRONO MOROSO, y de ésta manera no puedan contratar con el Estado ni puedan llevar a cabo ningún proceso ante la Administración Pública, esto en total apego a las disposiciones que enumeran en dicho oficio, tanto el Abogado del Estado (Procuraduría General de la República), como la Sala Constitucional.

Atentamente;

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

26 de Julio de 2010

OJ-029-2010 (1).doc
209 K   Ver Descargar
A %d blogueros les gusta esto: