Estimados señores de la Junta Directiva, por medio de la presente me dirijo a ustedes tal y como me lo confiere el derecho de legitimación que otorga el Artículo 54 de la Ley Constitutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social, para incoar cualquier tipo de acciones ante la Junta Directiva de esta Institución.

La presente es con el fin de solicitarles se investigue a la empresa CRISTIAN LAY DE COSTA RICA, S.A. cédula jurídica                        Nº 3-101-402555.

Esta empresa se ha venido amparando para obviar el empadronamiento de sus empleados en las planillas de la Caja Costarricense de Seguro Social, a una nueva figura llamada CONTRATOS POR SERVICIOS PROFESIONALES, sin embargo es clarísima la RELACION LABORAL

“Artículo 18.- CODIGO DE TRABAJO

Contrato individual de trabajo, sea cual fuere su denominación, es todo

aquel en que una persona se obliga a prestar a otras sus servicios o a

ejecutarle una obra, bajo la dependencia permanente y dirección inmediata

o delegada de ésta, y por una remuneración de cualquier clase o forma.

Se presume la existencia de este contrato entre el trabajador que presta

sus servicios y la persona que los recibe.”

Para que exista un contrato laboral es necesario de acuerdo a este artículo, la concurrencia de tres elementos, a saber:

  1. La prestación personal del servicio, sea que el mismo no se puede dar a través de otra personal
  1. El salario como contraprestación al servicio dado y que puede denominarse de cualquier forma.
  1. La subordinación jurídica la cual se entiende como el estado de dependencia del trabajador respecto de su patrono y, la correlativa autoridad que ejerce el patrono respecto de la actividad laboral del empleado.  La autoridad se ejerce a través de la emisión de directrices normas y reglas, las cuales deberá acatar el trabajador dentro de los límites que la Ley establece y que tienen por finalidad dar certeza sobre las obligaciones y deberes de la relación y para lograr los mejores resultados en beneficio del ente patronal.

Este último elemento es el más importante e indispensable para catalogar una relación como laboral, de manera que en cualquier vínculo en que este elemento exista, estamos en presencia  de una relación de tipo laboral.

Independientemente del nombre que las partes le hayan dado al contrato que los une, la sola presencia de la subordinación jurídica hace que la relación se rija por el Código de Trabajo, por lo que el trabajador en este caso tiene derecho a ser beneficiado por las normas laborales que establece el preaviso, la cesantía, las vacaciones, aguinaldo, feriados y el sin número de garantías que la legislación laboral concede.

Siendo así, en estos casos el patrono está obligado a hacer las retenciones de las cargas sociales correspondientes, de manera que aunque pretenda evadir su responsabilidad calificando de servicios profesionales un contrato que en el fondo es de trabajo, puede ser obligado a cancelar las deudas por concepto de cuotas obrero patronales de los últimos diez años, de acuerdo a la prescripción decenal que establece el ordenamiento jurídico Costarricense.

La Ley Constitutiva de la Caja Costarricense de Seguro Social en su Artículo 30 indica:

“ Artículo 30.- Los patronos, al pagar el salario o sueldo a sus trabajadores, les deducirán las cuotas que estos deban satisfacer y entregarán a la Caja el monto de las mismas, en el tiempo y forma que determine la Junta Directiva.

El patrono que no cumpla con la obligación que establece el párrafo anterior, responderá personalmente por el pago de dichas cuotas”.

Además de lo expresado, la empresa obliga a sus trabajadores a trabajar largas jornadas extraordinarias, sin pago alguno.

El 6 de agosto del año en curso el Sindicato de trabajadores de la empresa pública y privada SITEPP, interpuso  ante el JUZGADO DE TRABAJO II CIRCUITO JUDICIAL DE GOICOECHEA una demanda en contra de la empresa citada ya que actúan contra la Ley.

Aparentemente, este es una cultura que se ha venido generando a través de muchas empresas que trabajan en un nicho de mercado similar al expuesto, por tal razón, solicito respetuosamente a esa Junta Directiva, información del trabajo que viene haciendo la Institución para evitar este flagelo en contra de los trabajadores.

Atentamente;

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

26 de Setiembre de 2009

2 archivos adjuntos — Descargar todos los archivos adjuntos

CRISTIAN LAY DE COSTA RICA WEB 24 SET 2009.doc
95 K   Visualizar como HTML Abrir como documento de Google Descargar
CRISTAN LAY DE COSTA RICA DENUNCIA 24 SET 2009.doc
315 K   Visualizar como HTML Abrir como documento de Google Descargar
A %d blogueros les gusta esto: