EDUARDO DORYANSeñores miembros de la Junta Directiva de la Caja Costarricense de Seguro Social.

El 13 de Agosto del año en curso, con oficio Nº P.E-32-379-09 de acuerdo a lo dispuesto por la Junta Directiva en el artículo 5º de la Sesión Nº8368,  celebrada el 30 de julio y que fue comunicada a la Presidencia Ejecutiva con oficio 34.351 del 3 de agosto pasado, me fue contestada la denuncia interpuesta.

Entre los comentarios realizados en dicha nota se indica entre otros:

“3.CRÉDITOS HIPOTECARIOS DE LA CCSS TIENEN PLENO RESPALDO DOCUMENTAL

El programa de créditos hipotecarios de la CCSS es un esquema de inversiones de las reservas del Régimen de Invalidez Vejez y Muerte (IVM) que está adecuadamente documentado, garantizado y produce una rentabilidad real positiva. Este régimen es supervisado, no regulado por la Superintendencia de Pensiones ( SUPEN).

..EL IVI DE LA CCSS ESTÁ SÓLIDO

La Caja, en el IVM, tiene un sistema de pesos y contrapesos en la vigilancia y supervisión de sus operaciones. Trabajamos en cada uno de los elementos que nos han sido señalados como aspectos susceptibles de mejora, por ejemplo el Comité de Vigilancia del Régimen de Invalidez, Vejez y Muerte (conformado por el sector empresarial y de trabajadores), la Auditoría Externa o en lo que le corresponde, la SUPEN. Todo lo que nos permita superarnos y lograr mayores niveles de eficiencia en beneficio de los afiliados es bienvenido y aceptado.

Para garantizar un mayor grado de certidumbre, claridad y transparencia, la Caja está inmersa en un comprensivo estudio actuarial con corte al 3l de diciembre del 2008, bajo un convenio con el ente multilateral más respetado en este campo, la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Ello le dará una sólida garantía al país del estado y retos que tiene para las próximas décadas el IVM.”

Me preocupa sobre manera la actitud de los personeros de la Caja hacia un estudio debidamente documentado, serio, formal y realizado por la empresa Nathal Actuarios y Consultores de prestigio internacional que la Superintendencia de Pensiones de forma responsable, contrata para que se realicen estudios con el fin de actualizar los problemas en que de una forma consistente viene cayendo la Caja.

No se puede ser tan prepotente, creyendo que solo nuestras actuaciones son las correctas, además de que por Ley, la Supen tiene la potestad y obligación de velar por los intereses de las pensiones de los trabajadores.

Si los jerarcas de la Caja no coinciden con lo expuesto por el Señor Javier Cascante de la Supen, lo mínimo que pueden hacer es subir a la página web de la Caja las evaluaciones actuariales del Régimen de Pensiones con que están desacreditando dicho estudio.   En resumidas cuentas, si se quiere decir algo contrario a lo dicho por la Supen, debe y tiene que presentarse documentación que demuestre lo contrario, no se puede desestimar un estudio por un supuesto trabajo que esté realizando la OIT que ni ustedes ni la Supen saben cual será su resultado.

Tenemos que ser más serios, no se puede seguir jugando con los trabajadores, aplaudo la actitud de nuestro Superintendente de Pensiones que de una forma totalmente apolítica, por responsabilidad y de acuerdo a lo que indica su puesto, ejerce control sobre lo que le corresponde.

(adjunto documento enviado por la Presidencia Ejecutiva)

Atentamente;

Roberto Mora Salazar

Céd: 1-396-099

Cel: 8340-4504

Correo electrónico: [email protected]

31 de agosto de 2009

DESTITUCION CREDITOS HIPOTECARIO.PDF
2452 K   Ver Descargar
A %d blogueros les gusta esto: